LA SENTENCIA SE CONOCERÁ EL PRÓXIMO 15 DE JUNIO

Trevelin: Fiscal pidió 7 años de prisión para Darío Aleuy, condenado por abuso sexual


La fiscal María Bottini se refirió al pedido de 7 años de prisión para Darío Gustavo Aleuy, tras haber sido declarado penalmente responsable por el delito de abuso sexual con acceso carnal, en el marco de un hecho ocurrido el 6 octubre de 2019 a la madrugada, en perjuicio de una joven en Trevelin.
En diálogo con AzM Radio Trevelin, la funcionaria judicial explicó que «el día martes se hizo otra audiencia para que la Fiscalía pidiera la pena que entiende que hay que poner, se solicitaron 7 años, que son de prisión efectiva, mientras que la defensa pidió que se aplique el mínimo legal que es de seis años».
El Tribunal compuesto por Jorge Criado, Jorge Novarino y Fernanda Révori, dará a conocer su sentencia el martes 15 de junio.

«Pidió disculpas»

Por otra parte, Bottini evaluó que «no noté un arrepentimiento, en algún momento pidió disculpas a la familia por lo que había pasado, pero él negaba los hechos, decía como que no pasó así como se manifestó, que no forzó ni se aprovechó de nadie» y agregó que «se secuestró su celular y se hizo un análisis de los mensajes que se habían enviado, estableciéndose algunas circunstancias en función de los mismos».

Declaraciones cruzadas

Consultada sobre si hubo encubrimiento por parte de amistades del condenado, la fiscal apuntó que «no lo hubo, pero sí a veces hay cuestiones de interpretación de las circunstancias fácticas, ya que si bien los testigos declaran cuestiones que perciben por sus sentidos, también interpretan lo que ven; entonces, los allegados al señor Aleuy, compañeros de trabajo y de fútbol que estuvieron esa noche en el lugar donde inicia el hecho, dicen que no observan en la víctima una ingesta alcohólica demasiado elevada, a diferencia de lo que dice una joven que estaba trabajando en el lugar, que da cuenta de que efectivamente observó una ingesta alcohólica elevada que afectada los sentidos y reflejos de la víctima; esto también surge de los mensajes que se enviaron».

«Tendrá que hacer un proceso personal»

Sobre la víctima, «está contenta con el resultado de la sentencia, era lo que se estaba buscando, que se hiciera Justicia, pero son procesos que no se terminan con la culminación del caso judicial, sino que tendrá que hacer el proceso a nivel personal y terapéutico», apuntó la funcionaria del Ministerio Público Fiscal.

Contra los escraches

Preguntada sobre los escraches realizados al acusado a través de las redes sociales, Bottini reflexionó: «Me incomoda, no me parece correcto, es mi opinión desde mi rol de fiscal. Cada uno tiene, obviamente, la libertad de expresarse como le parezca y no estoy juzgando a quien lo hace de esa manera. Pero me parece que para algo están las vías institucionales que se establecen para poder canalizar este tipo de casos; la vía era ir a un juicio oral y establecer si esta persona era condenada o no. Se logró la condena y entiendo que lo que se tiene que difundir es una condena por un caso de estas características, pero no en relación a un escrache al imputado; no veo que eso pueda sumar algo a lo que se intenta transmitir, que es que todos tomen conocimiento de que este tipo de actos son delito».

«Dominación» y «cosificación»

Durante la audiencia celebrada el día martes, la fiscal sostuvo que dentro del universo de casos posibles, en este caso no aparecen muchas de las características ciertamente agravantes como podría serlo la reiteración en el tiempo y el mayor grado de violencia física.
Tuvo por agravante la posibilidad de motivarse en la norma que prohíbe estas conductas, ya que el imputado es una persona con educación y posición socio cultural que le permitieron comprender los alcances del hecho que estaba cometiendo. En la misma línea ponderó la violencia de género, ya que “fue un claro acto de dominación y cosificación de la víctima por el hecho de ser mujer, se dio una relación desigual de poder respecto de la cual el imputado tomó ventaja para cometer el hecho por el cual se encuentra imputado”.

Qué argumentó la defensa

El defensor Gabalachis habló de la importancia que debe darse al análisis de la pena, ya que cuando una persona es declarada responsable lo que más le importa es saber cuánto tiempo demandará purgar la pena. Añadió que ya no se discute que la pena no es retributiva, sino que está orientada a la reinserción social del condenado. Asimismo, planteó el letrado que en el caso concreto no se evidencia la necesidad de imponer un tratamiento penitenciario que supere el mínimo legal previsto para el delito. Argumentó, entre otros aspectos, que el joven tiene una condición media en relación a lo que puede exigírsele para su motivación a la norma. Sobre la agravante de género rechazó que existan elementos probados que demostraran actos de dominación o de cosificación, apuntando que la única asimetría evidenciada es la de la etaria (la víctima tenía 17 años y el imputado 38) que no parece haber tenido significación en este hecho.




NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS