Sin ponerse colorada

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner cuestionó la decisión del Gobierno al que ella pertenece, de autorizar el aumento en las cuotas de medicina prepaga que comenzará a regir en diciembre próximo al señalar que afecta a las familias «en un servicio imprescindible como el de la salud».

«Resulta francamente inaceptable este nuevo aumento, esta vez de dos dígitos (13,8%), que el Gobierno autorizó a las empresas de medicina prepaga, y que, de esta manera, suman el 114% anual de aumento otorgado. O sea, más de un 20% sobre la inflación anualizada», afirmó este miércoles Fernández de Kirchner en un mensaje que emitió a través de cuenta en la red social Twitter.

Resulta curioso cómo la Vicepresidenta se comunica casi exclusivamente por redes sociales, incluso con el Gobierno del que es parte integrante, en un burdo intento de tomar distancia, pero sin perder una sola cuota del poder y los beneficios que le asigna ser parte de este Gobierno. Inaceptable fue el término que eligió Fernández de Kirchner, algo que sin dudas resulta inaudito.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Edición Impresa
Suplemento Patagonia Viva