Cuidado con el boomerang

Este jueves el Concejo Deliberante de Puerto Madryn aprobó una iniciativa que impulsa el cierre de supermercados a las 19 horas por un lapso de tres meses. Si bien entre los argumentos se expone que la medida tiene por finalidad acompañar al comercio local que ha visto diezmadas sus ventas, la normativa no cayó bien. Por un lado, hay quienes advierten que los concejales estarían atentando contra la libertad de los consumidores de elegir dónde hacer sus compras, ya que quienes por razones laborales no puedan hacerlo en el horario establecido, se verán obligados a hacerlo en comercios de cercanía, ya no por una cuestión sanitaria sino por una imposición legislativa. Otro aspecto que no estaría siendo considerado es que las grandes empresas deberán seguir abonando los mismos salarios a pesar de tener menos horas de atención al público, lo que podría atentar contra las fuentes laborales de los trabajadores de comercio. La medida parece bien intencionada, pero hay quienes observan que tal vez los concejales debieron analizar otras opciones como beneficios para los pequeños comerciantes o alguna otra regulación que incentive la compra, en lugar de apelar a la prohibición como única herramienta. Una de las impulsoras del proyecto es la concejal Andrea Moyano, quien casualmente es referente del Sindicado de Comercio, a quien ya le estarían advirtiendo que la medida votada este jueves podría tener un efecto boomerang para los trabajadores del sector.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Edición Impresa
Suplemento Patagonia Viva