Protegiendo el fuerte


Tomando previsiones, el 23 de diciembre se firmó el Decreto que designa a la subsecretaria de Información Pública, Vanesa Abril, a cargo de los asuntos administrativos de la Secretaría General de la Gobernación. Exacto, se trata del cargo al que renunció recientemente Javier Touriñan, y que sigue acéfalo. El Decreto tiene una razón de ser, y poco tiene que ver con la necesidad de cubrir las demandas de carácter administrativo de esa Secretaría. Ocurre que con esta previsión, quedó asegurado que cualquier medida que adopte el circunstancial ocupante del sillón de Fontana 50 pase por los ojos fieles de Vanesa. Más vale prevenir.


COMENTARIOS