Teoría de los infiltrados


Después de ser utilizado como chivo expiatorio y sacrificado por Sandra Pettovello, ante el escándalo de los alimentos retenidos, el exsecretario de Niñez y Familia, Pablo de la Torre, hizo un insólito descargo en redes sociales al afirmar que él tiene «las manos limpias» y acusó la presencia de «kirchneristas infiltrados» en el Gobierno libertario.

Con esa frase, de la Torre intentó justificar su salida de la cartera de Capital Humano y como si se inmolara aseguró;  «Muerto antes que sucio». Un acto netamente simbólico claro, porque por estos días los sacrificios son solo políticos, sociales o económicos.

ÚLTIMAS NOTICIAS