ATLETISMO EN COMODORO RIVADAVIA

David Rodríguez cuenta su presente


El runner esquelense radicado en Comodoro Rivadavia hace 9 años brindó una cálida entrevista al área de prensa de Comodoro Deportes, donde cuenta el trabajo realizado para llegar a la elite del atletismo.
Cómo sufrió la pandemia, en medio de lesiones, el regreso a los entrenamientos para buscar el plus que lo ayude a lograr ese gran objetivo: lograr marca olímpica en el último tercio de su gran trayectoria. «Siento que no llegué al punto más alto de mi carrera», expresó.

Repasando su carrera atlética

David Rodríguez es uno de los referentes del atletismo comodorense de la actualidad, tiene 28 años y es coach del Kasike Team Comodoro. Ganador de la Corrida de Crónica 2020, Rodríguez está metido en el atletismo desde los 15 años, y tras radicarse en Comodoro Rivadavia a los 20 años, con trabajo y sacrificio logró posicionarse en la elite argentina.
«Vine con 20 años a buscar oportunidades, y me gustó. Me encanta como ciudad. No conocía a nadie, y hoy manejo grupos de entrenamiento, la gente me ve en la calle y me saluda, me toca bocina, es algo muy hermoso, pero detrás de eso que fuimos dejando hay un largo trabajo», comentó David Rodríguez en el inicio de la charla con este medio.
«Creo que la vida misma y Dios me pusieron en este deporte. Yo no conocía lo que es viajar, y gracias a correr tuve mi primer viaje, y eso me fue motivando, pensar que se podían conseguir cosas», sostuvo al explicar por qué su camino fue hacia el atletismo.
«En 2013 tuve que trabajar, pero nunca dejé de correr. Intenté dejar de correr, pero es algo que se vuelve parte tuyo. Extrañas la rutina, y a fines de 2014 pude retomar, formar algo con el grupo Kasike Team, me dieron la oportunidad de guiar un grupo. Siempre soy un agradecido a la persona que me dio la confianza para hacerlo, Hugo Berra», describió Rodríguez.
«He formado también mi propio grupo, apadrinado por Kasike Team, carreras de aventuras que es Team Fénix. Es mi entrada. Antes me hacía el sueldo corriendo carreras, y hoy es muy difícil. Creo que hay que ser constante y positivo. Es un deporte muy sufrido, pero siento que esto es lo que me hace feliz. Hoy tengo a mi nena de 8 años, mi nene de 3 años, que gracias a Dios ven este esfuerzo y están contentos «, relató.

«Lo más alto que pueda»

Durante 2020, además de la pandemia, acarreó una lesión que le impidió cumplir objetivos. Ahora, ya recuperado y en la vuelta a los entrenamientos, busca volver a agarrar ritmo, con la meta clara: buscar marca olímpica. Tendrá posibilidades en marzo, abril y mayo, pero David Rodríguez es paciente. «La idea hoy es poder entrenar nuevamente, hacer las cosas bien. Porque podemos hablar, pero después está el trabajo, el día a día, y esa creo que es la parte más difícil, porque es donde fortaleces tu cabeza. Si las cosas van bien, en abril lo intentaremos. Si no sale este año, tendremos tres años más para prepararnos».
«En cuanto al apoyo municipal, soy sincero, no me dio para seguir el objetivo que me había planteado. Uno si está lesionado no puede ir a pedir. No me dio, por las lesiones, la pandemia me afectó, pero también estoy muy agradecido a la gente que se movió por mí, tanto el intendente Juan Pablo Luque, el presidente de Comodoro Deportes Hernán Martínez, y toda la gente que me apoyo. Siento que me falta un plus de apoyo pero también siento que tengo que demostrar, y por eso también en este último tiempo he aprendido a madurar, callar, y demostrar las cosas «, expuso Rodríguez.
«Y seguir trabajando, porque siento que no llegué al punto más alto de mi carrera, siento que tengo mucho más para dar. Le quedan cuatro o cinco años a mi etapa de corredor profesional, y la quiero cerrar lo más alto que pueda. Me siento motivado, contenido, y creo que este lapso de tiempo que me quedará como corredor profesional, tengo pensado buscar marca olímpica para los JJ.OO. de este año, o dentro de tres años más que se harían otra vez. Y con eso ya me sentiría satisfecho de haber logrado algo importante, viniendo desde muy abajo», sostuvo Rodríguez.


COMENTARIOS