UN PROBLEMA QUE AQUEJA A TODAS LAS COSTAS DEL MUNDO

Ponen carteles para que la gente no tire basura en la playa


Cuando comenzó la cuarentena por la pandemia de coronavirus, una de las pocas buenas noticias fue que había disminuido la contaminación en cada rincón del mundo, inundando las redes sociales con imágenes de la más variada fauna silvestre. Hecho que no duró ni dos meses, ya que los niveles de polución volvieron a ser los de siempre, o peores.
Pero esta polución no sólo se concentra en las emanaciones de las industrias y los vehículos a combustión, sino que se refleja exponencialmente en las playas, donde se acumulan toneladas de basura abandonadas por turistas y residentes. Considerando basura marina a cualquier material persistente, fabricado por el hombre, sólido, que es descargado o abandonado en el medio marino y costero, estimándose que más del 70% corresponde a plásticos.
De hecho, la problemática de la basura marina no es nueva, desde la década de 1970 los investigadores vienen alertando sobre las serias consecuencias, entonces futuras, que tendrían para los ecosistemas el desmedido consumo de plásticos y el daño que éstos provocarían al ser convertidos en residuos.
Según algunos estudios internacionales, entre los años 1950 y 2015 los seres humanos generaron 6.300 millones de toneladas de basura plástica, de los cuales casi 5.000 millones de toneladas aún están en el ambiente, ya sea en predios de disposición final, espacios verdes, la playa o el mar. Con esta tasa de producción, de reciclado y descarte, los científicos estiman que para 2050 al menos 12.000 millones de toneladas de plásticos terminarán en los basureros o en el ambiente.

Remediación

En este marco, y cuando las soluciones a largo plazo no están a la vista, con la colaboración de la Administración de Vialidad Provincial, el Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable de Chubut comenzó con la colocación de cartelería en las playas más concurridas de la costa, por fuera de los ejidos municipales, a fin de evitar la contaminación por residuos abandonados por los usuarios.
En primera instancia, se colocaron tres carteles en Isla Escondida, ante la posible presencia de gran cantidad de visitantes.
La iniciativa, que surge como resultado del último Censo y Limpieza Costera realizado el verano pasado, continuará con la instalación de carteles en Larralde, Playa Galesa, Puerto Melo, Bahía Cracker, El Sombrerito y Bajo Los Huesos, como parte de una estrategia que incluye entre otras acciones, la campaña en medios y redes que ya se encuentra en marcha.
Desde la Subsecretaria de Gestión Ambiental y Desarrollo Sustentable, se mencionó que “el objetivo de estas acciones es lograr que los usuarios de nuestras costas, tanto quienes van a pasar el día como quienes concurren a acampar, tomen conciencia que deben regresar a su lugar de origen con los residuos que generaron, ya que son playas sin servicio de recolección, entendiendo también que los residuos abandonados generan impactos altamente negativos para esos ecosistemas.”
Además, se agradeció especialmente “el acompañamiento y compromiso de la Administración de Vialidad Provincial, en la figura de su titular, Cynthia Gelvez y su equipo de colaboradores quienes facilitaron parte de los materiales para su elaboración y la colocación de los mismos, como parte de una acción conjunta que hace más eficiente el uso de los recursos materiales y humanos con que cuenta el Estado Provincial.”


COMENTARIOS