SUPERA EN CASI 20 PUNTOS A LA INFLACIÓN PROMEDIO QUE ESTIMA EL INDEC

En los últimos 12 meses la carne aumentó 54 por ciento


La aceleración en los precios de los alimentos en las últimas semanas tiene un factor principal: la carne. Es un consumo central de la canasta de los argentinos, y los valores en las góndolas y las carnicerías se dispararon, en una dinámica en la que influyen aumentos de costos del sector, cambios en la demanda y el contexto internacional.
Hasta el 20 de noviembre, último dato del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna, en promedio los precios del rubro habían subido un 7,4% en el mes. El acumulado de los últimos 12 meses (54%) supera en casi 20 puntos a la inflación promedio que estima el Indec, anclada por congelamientos de tarifas y transporte, entre otros factores.
Por su parte, un relevamiento de la consultora LCG reportó que la carne subió en promedio un 3,1% en la primera semana de diciembre. Según se informe de precios semanal, elaborado a partir de una canasta de 8000 productos online en cinco supermercados, el rubro acumuló un alza del 7% en las últimas cuatro semanas y fue el principal dinamizador de la inflación en el segmento de alimentos.
«En la primera semana de diciembre la inflación semanal de alimentos nos dio 0,9%. Si se midiera alimentos sin este rubro, que es un mero ejercicio teórico, la suba de la semana sería 0,2%. Al ser el consumo de carnes relativamente importante en la canasta de consumo, termina explicando más de la mitad de la inflación de alimentos y bebidas del último mes y medio», advierte Franco Mastelli, economista de LCG.
En este contexto, en el sector advierten que son múltiples los factores que explican la suba de las últimas semanas, y no prevén una desaceleración de los aumentos en el mediano plazo. Por un lado, inciden las subas de costos por la inflación general, y la aceleración en la devaluación del peso, que encarece el precio interno especialmente de los cortes de exportación.
Sin embargo, el otro elemento que incide en los aumentos de la carne es el alza en los precios del ganado en pie y de los granos con los que se alimenta la hacienda en los feedlots. «En este mundo de caprichos climáticos y mayor demanda de China, subió el precio del maíz. En marzo la tonelada valía $9000 y hoy cuesta $16.000. Sube el precio en dólares y eso también lo encarece en pesos por la devaluación», explica Juan Eiras, presidente de la Cámara Argentina de Feedlot.


COMENTARIOS