SOLO PARTICIPARON LOS DIRIGENTES ESTECHE Y YASKY

El kirchnerismo marchó pidiendo la libertad de los presos por corrupción


“Por una Navidad sin presos políticos”. Bajo esa consigna, el kirchnerismo marchó para reclamar frente a Tribunales por la situación judicial del ex vicepresidente Amado Boudou, la referente de Tupac Amaru Milagro Sala y el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, entre otros dirigentes del kirchnerismo, detenidos por diversas causas de corrupción.
Convocados por Fernando Esteche y Luis D’Elía, hubo una concentración en Avenida de Mayo y 9 de Julio, que ocasionó inconvenientes en el tránsito, para luego llegar hasta Tribunales. La manifestación comenzó a las 16 y tuvo lugar luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia que dejó firmes las condenas en la causa Ciccone, en la que está condenado Boudou, y Casación validara las declaraciones de los arrepentidos en el caso de los cuadernos.
La marcha fue liderada por la agrupación Miles, que conduce D’Elía, que fue la agrupación que más movilizó, como pudo constatarse en las banderas rojas. Detrás de ellos marcharon organizaciones varias como CTA, Peronismo Militante, la Aníbal Verón, ATE Mercado Central, Corriente Peronista y el Frente Trabajo y Dignidad Milagro Sala, entre otros.
Una agrupación denominada Militancia Popular llevaba los nombres de cinco “presos políticos” por los que estaba pidiendo su libertad, Jones Huala, Amado Boudou, Julio De Vido, Milagro Sala y el mencionado D’Elía. Más bien, el acto pareció tratarse de un acto de los sectores que forman parte del Frente de Todos, pero no que no forman parte de la gestión.
La marcha pareció más bien un trámite que había que cumplir, una obligación que no despertó demasiado interés, mucho menos mística. Por cierto, tampoco hubo dirigentes, salvo Esteche y Hugo Yasky. En cambio, sí estuvo Alejandra Minnicelli, la esposa del ex ministro De Vido.


COMENTARIOS