ES PARA FACILITAR EL ACCESO A LA INMUNIZACIÓN DURANTE LAS VACACIONES

Los argentinos podrán vacunarse fuera de su provincia de residencia



La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, participó ayer del Consejo Federal de Salud (COFESA) junto a sus pares de las 24 jurisdicciones. Allí analizaron la actual situación epidemiológica de incremento en el número de casos de COVID-19 y acordaron facilitar el acceso a la vacunación durante los meses de enero y febrero permitiendo que las personas se vacunen fuera de su lugar de residencia. Además, se definió que el intervalo mínimo para la aplicación de las dosis de refuerzo sea no menor a 4 meses y cambiar la lógica de los testeos.
“En los centros turísticos es importante poder vacunar a aquellas personas que residan en otros lugares”, afirmó la ministra Vizzotti, y explicó que “durante el mes de enero más de 5 millones de personas cumplen cinco meses de su segunda dosis, por eso hay que ser flexibles y favorecer el acceso de los refuerzos. Provincia de Buenos Aires lo está haciendo y está vacunando muchísimo en la Costa Atlántica, esa reciprocidad y trabajo federal va acelerar durante este momento la campaña de vacunación”, detalló la jefa de la cartera nacional en relación al acceso de la vacunación contra COVID-19 a no residentes en el contexto de la masiva circulación de personas durante la temporada de verano. En ese sentido, la cartera nacional se comprometió a reforzar la distribución de dosis para cumplir con este objetivo.

Lugar adelantado

Vizzotti remarcó la importancia de seguir iniciando, completando esquemas, y dando refuerzos para avanzar aún más en la campaña de vacunación contra COVID-19. “Es muy alentador que 730 mil personas mayores de 18 años hayan iniciado su esquema de vacunación en las últimas 8 semanas. Estamos casi en el 85% de la población con una dosis y el 72% con dos dosis, lo que nos posiciona en un lugar muy adelantado de vacunación en todo el mundo”, señaló.

Cuatro meses

Durante la reunión se transmitió la recomendación realizada por la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) de homologar a no menos de 4 meses el intervalo mínimo para la aplicación de las dosis de refuerzo en todas las personas mayores de 18 años con el objetivo de aprovechar oportunidades y agilizar la campaña de vacunación. Es decir, que toda persona que haya completado su esquema de vacunación inicial hace más de por lo menos 120 días, está en condiciones de recibir la dosis refuerzo. La implementación de la medida se adaptará a las condiciones y planificación definida por los diferentes planes jurisdiccionales.

Omicron desplazó a Delta

En cuanto a la situación epidemiológica, la ministra afirmó que la variante Delta está cada vez más desplazada por Ómicron, con casos de, al momento, gravedad leve o moderada. “Tenemos la expectativa de que con tanta gente vacunada y un periodo de transmisibilidad más corto, este pico que ha sido exponencial e inusitado, tenga un descenso mucho más rápido que la ola anterior, en función también de lo que estamos viendo en Sudáfrica que fue el primer país donde se inició el brote de esta nueva variante”, aseguró.
También explicó que, como consecuencia del avance de la vacunación, “el aumento del número de casos se ha desacoplado del número de muertes y de internaciones en terapia intensiva, aunque sí genera tensión en el sistema de testeos”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS