“SI DESALOJAN, CHAU TURISMO”, ESCRIBIERON LOS ATACANTES EN TONO AMENAZANTE

Violento ataque de grupos mapuches contra oficina de turismo de El Bolsón


Luego de que un juez confirmara el desalojo del predio que la autodenominada comunidad mapuche Lof Quemquemtreu ocupa desde mediados de septiembre, un grupo de encapuchados vandalizó la oficina de informes turísticos de El Bolsón, intentó tomar el edificio y amenazó al personal que atendía a los visitantes.
“Si desalojan, chau turismo”, escribieron los atacantes en las paredes del edificio municipal, luego de conocer la decisión del juez Gregor Joos de ratificar la orden de desalojo dispuesta días atrás, en el marco de una audiencia de revisión que se realizó este jueves.
El 18 de septiembre los encapuchados ingresaron a un campo ubicado en el paraje Cuesta del Ternero, a 15 kilómetros de El Bolsón, en el marco de una supuesta recuperación de tierras ancestrales.
Una semana más tarde, en el marco de un operativo dispuesto por el Ministerio Público Fiscal rionegrino, el campo fue restituido al empresario Rolando Rocco a quien el estado provincial le concesionó las tierras para desarrollar una explotación forestal. Sin embargo, horas más tarde los encapuchados lograron reingresar al campo, donde todavía permanecen.
Se trata del predio donde fue asesinado de un disparo el mapuche Elías Garay y herido gravemente Gonzalo Cabrera, ambos integrantes de la misma agrupación mapuche.
Apenas el magistrado ratificó la orden de desalojo el grupo irrumpió en la oficina de informes turísticos de la localidad rionegrina, amenazó a turistas que buscaban asesoramiento en esa dependencia e insultó a los empleados, a quienes dejó encerrados en el interior durante varios minutos.
El 16 de diciembre el Juez de Garantías Ricardo Calcagno dispuso el desalojo forzoso del campo, si es que los integrantes de la comunidad no se retiraban de manera voluntaria. Desde entonces apelaron a la posibilidad de establecer un acuerdo entre la querella y la defensa de los mapuches, aunque la misma fracasó. Incluso referentes del Ministerio Público Fiscal habían anticipado que no sería posible avanzar en una mesa de diálogo ya que los encapuchados “estuvieron siempre reticentes a consensuar”.
Para el juez, la medida cautelar de restitución del predio “está justificada y contemplada en el Código Procesal Penal” y detrás de todo “está el conflicto primario, la génesis de lo que pasó, esta controversia que tienen sobre esta tierra la Lof, Rocco y parte necesaria la provincia”, en tal sentido aseveró que hay diversas vías para la resolución del conflicto: “Puede ser resuelto en sede Civil, Penal, en sede administrativa, por lo que de modo alguno esta resolución puede ser tomada como un obstáculo para esa resolución”, e instó a que “continúen buscando esa solución”.
Una vez que fue ratificado el desalojo, allegados a la comunidad mapuche irrumpieron en las oficinas del municipio bolsonense y provocaron serios destrozos.
Con aerosol dejaron inscripciones en las paredes y el frente de las oficinas, con leyendas como “El turismo mata”, “Elías presente” y “Rocco asesino”, haciendo alusión al concesionario del campo en litigio.
Además dañaron la folletería que estaba en la oficina para entregar a los visitantes. “Nos amenazaron, querían instalarse en el centro de informes, con nosotros adentro” contó María Ester Barranco, una turista cordobesa que buscaba asesoramiento para realizar excursiones en la zona.
Minutos después del ataque, efectivos policiales de la Comisaría 12º y de la fuerza especial COER arribaron al lugar y custodiaron el edificio. El grupo continuó la manifestación por las calles del centro bolsonense, aunque no se produjeron nuevos incidentes.
La directora de turismo de la localidad, Sofía Seroff, explicó que el grupo “ingresó a las oficinas de manera violenta. Estaban encapuchados y gritaban. Eran como 30 pero afuera se veían grupitos por todos lados”.
Aseguró que los sujetos “estaban muy violentos, sacados” y denunció la sustracción de equipos informáticos y equipos de comunicación que se utilizan para mantener contacto con los distintos refugios de montaña.
Los registros de las cámaras de seguridad fueron entregados a las autoridades policiales para identificar a los agresores.

(Fuente: Infobae)


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS