DURO TESTIMONIO DE LA REALIDAD EN LA COMARCA ANDINA TRAS LOS INCENDIOS

Las Golondrinas, sin luz hace casi un mes: «El Estado somos nosotros, los vecinos»


Uno de los vecinos de Las Golondrinas, Mario Fernández, brindó su testimonio respecto del actual escenario de la Comarca Andina y planteó que «me preocupa que parece que hubiera triunfado el hecho de que la sociedad no existe, sino que existen individuos; esto que nos pasó era una catástrofe, la crónica de una muerte anunciada, cualquiera sabía que iba a pasar en algún momento» y agregó que «los servicios eléctricos son desastrosos, cada tanto había incendios que controlaba la gente, y con suerte la usina atendía y mandaba operarios, a veces no porque no tienen dinero para la nafta o los insumos que necesitan».

«Aquí no queda nada»

«Estoy tratando de contactarme con mis vecinos y hacer algo entre todos, tomando conciencia de que somos muchos los afectados», anticipó Fernández, quien remarcó que «esta es una recogida de firmas para que se haga un DNU y que el 60& de la factura de la luz que se paga, se quede en la zona; porque actualmente se va todo y aquí no queda nada, son los vecinos los que compran insumos para que la gente pueda trabajar».
«La Municipalidad a veces ha cooperado, no siempre porque no es lo suyo, pero suponemos que con el porcentaje de la factura de la luz debería alcanzar», agregó».

«Los cables están todos tirados»

«Aquí el Estado somos los vecinos que nos movemos», advirtió el vecino, visiblemente angustiado y al borde de las lágrimas, sumando a ello que «es algo terrible, Las Golondrinas es un desastre, los cables están todos tirados por ahí y nadie los tocó; ahora, los empleados de la usina hacen retención de servicios porque uno de ellos murió, tocó un cable y se electrocutó».

Peligro inminente

El vecino reside en la zona hace aproximadamente 8 años: «Está igual y cada vez peor. Hace 6 años se me quemaron 100 metros cuadrados del terreno, hice muchas averiguaciones pero me ‘ningunearon’ y me cerraron puertas. El problema era que los cables de la luz chisporroteaban y caían sobre los árboles, lo que provocó el incendio. Y ahora los árboles siguen creciendo», expuso.

«Se cae una rama y hace un desastre»

Las firmas reunidas por Fernández serán presentadas directamente al gobernador Mariano Arcioni, exigiendo que el 60% de lo que se abona en concepto de suministro eléctrico sea reinvertido en la zona.
«No hay fusibles y ponen un alambre, luego se ve que se cae una rama y hace un desastre, o bien hay un fusible que de golpe explota y casualmente en esos momentos nos quedamos sin luz», señaló el hombre.



NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS