DESARROLLADO POR INVESTIGADORES DE LA UNIVERSIDAD DE PRINCETON

Lanzan un filtro barato que usa luz solar para purificar el agua


Un nuevo filtro que utiliza la luz solar en una parte de su proceso de purificación de agua podría ayudar a resolver el problema de obtener agua potable cuando no se dispone de una red de suministro convencional. El avance es obra del equipo de Rodney Priestley y Xiaohui Xu, ambos de la Universidad de Princeton en Estados Unidos.

¿Cómo funciona?

El dispositivo se asemeja a una gran esponja, y al igual que las esponjas, absorbe el agua, pero rechaza a los agentes contaminantes, de tipo químico e incluso biológico. Para recoger el agua purificada de la esponja, basta con colocarla a pleno sol.
Los materiales de los que está hecho el filtro son de bajo costo y sin toxicidad, por lo que ofrecen una forma rentable y ecológica de generar agua pura.
El filtro puede purificar el agua contaminada con petróleo y sustancias por el estilo, metales pesados como el plomo, e incluso patógenos. Y los resultados de las pruebas iniciales sugieren que el filtro puede utilizarse durante muchos ciclos de absorción y descarga. Además, filtra el agua mucho más rápidamente que los métodos existentes de purificación pasiva de agua con energía solar.
En el corazón del nuevo dispositivo actúa un gel que cambia de función dependiendo de la temperatura. A temperatura ambiente, el gel puede actuar como una esponja, absorbiendo el agua. Cuando se calienta a 33 grados centígrados, el gel hace lo contrario: expulsa el agua por sus poros.
La forma más práctica de emplear el filtro es colocarlo en el agua contaminada por la noche y al día siguiente sacarlo y exponerlo a la luz del sol para que libere el agua potable que el usuario utilizará.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS