EL GOBIERNO Y ESPECIALISTAS ANALIZARON LA EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA EN EL PAÍS

Expertos sugieren aumentar controles y evitan hablar de retroceder a fases más duras


El comité de expertos le recomendó al gobierno nacional sumar controles y fiscalizar con más fuerza el cumplimiento de las medidas, pero por el momento no hay un escenario que haga necesario ir hacia una fase más restrictiva.
En un encuentro en la Casa Rosada, como en cada semana que se vence la resolución presidencial, los especialistas hicieron un balance sobre la falta de camas en terapia intensiva y los problemas para conseguir oxígeno, es por eso que instaron a las autoridades a ejercer una mayor presión. Dentro de las conclusiones observaron que “el sistema de salud está saturado y su personal estresado”.
“Se ve una ligera inflexión hacia abajo de la curva de casos, se va a ver toda la semana si la tendencia se confirma”, explicó el médico infectólogo Eduardo López.
Sobre lo que no hubo una postura común fue sobre la presencialidad en los colegios. Mientras que para Luis Cámera, médico clínico con orientación en medicina geriátrica, se manifestó en contra de que los chicos estén en las aulas, otros manifestaron la importancia de sostener el vínculo con las escuelas.
Las opiniones de los especialistas no estuvieron alineadas con las proyecciones que realizaron hoy las autoridades sanitarias de la provincia de Buenos Aires, quienes plantearon la necesidad de avanzar en un cierre “muy fuerte” por 15 días en el área metropolitana para que el sistema de salud pueda atender la creciente demanda de casos de internación por el aumento de contagios de coronavirus.
“Estamos en una situación crítica y necesitamos medidas drásticas, de 15 días por lo menos, con un cierre muy fuerte de la circulación de personas y, por lo tanto, del virus”, dijo el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán. Y agregó: “”El AMBA es una única unidad sanitaria, no podemos trabajar separados”.
Pero en el encuentro con los expertos que asesoran al presidente Alberto Fernández ninguno pidió ir a una fase 1, como exigen algunas autoridades del gobierno de Axel Kicillof como Gollán o el ministro de Seguridad, Sergio Berni.
Una de las coincidencias fue la necesidad de que haya menos gente circulando en las calles. Fue en este punto donde se habló de la necesidad de reforzar los controles y sancionar a los infractores. No es momento de relajar ninguna medida, explicaron los expertos.
Si bien no hubo una definición de fondo, quedaron en volver a hablar en 72 horas con mayores datos para avanzar con un diagnóstico más extendido.
Pedro Cahn propuso generar una serie de parámetros epidemiológicos, que incluya, por ejemplo, la cantidad de casos por cantidad de habitantes, para tomar medidas. Una especie de semáforo sanitario, algo que ya se implementó con éxito diverso. Según el titular de la Fundación Huésped, es fundamental que las 24 jurisdicciones cumplan con esos criterios.
“Que no dependa de la voluntad política, sino que estas medidas estén consensuadas con un índice específico y público”, especificó Cahn.
En el encuentro, que encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, estuvieron presentes los ministros Carla Vizzotti (Salud), Eduardo de Pedro (Interior), Sabina Frederic (Seguridad) y Agustín Rossi (Defensa); además, participaron la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; y la asesora presidencial Cecilia Nicolini.
Durante la reunión, que duró casi dos horas, Florencia Cahn médica infectóloga y presidenta de sociedad argentina de Vacunología y Epidemiología, propuso repasar qué actividades no esenciales pueden ser reguladas con el objetivo de limitar aún más la circulación.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS