Antón Pirulero, cada cual…


Los eventos del pasado sábado en Lago Puelo dejaron expuesto que la interna en las filas del PJ y sus aliados es un verdadero berenjenal. En Chubut el escenario se vuelve cada vez más complejo, porque mientras para un sector del peronismo, Mariano debe ser considerado un aliado de cara a las elecciones legislativas, desde otro frente apuntan a romper lazos con el referente de Massa. Pero, hay que cuidar las formas. Avísenle a Wado, quien reveló a través de su cuenta de Twitter que la comitiva presidencial no contaba con que estuviera presente el Gobernador de Chubut. Con esa afirmación sostiene el argumento de que los incidentes en Lago Puelo fueron responsabilidad a la Provincia. Un tanto arrogante de parte del ministro, quien parece creer que Mariano necesita su permiso para transitar por Chubut. En todo caso, si es bien o mal recibido, serán los chubutenses quienes se encarguen de hacérselo saber. Wado no hace más que revelar cómo cada quien atiende su juego. Mientras tanto la credibilidad de la dirigencia política sigue cayendo.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS