MAR Y VALLE ADVIERTE QUE HAY 100 EMPLEOS EN RIESGO Y LA EMPRESA RAWSON ANALIZA CERRAR

El transporte interurbano al borde de la quiebra por negligencia del Estado


El Diario | Regionales

Inicialmente por efecto de la pandemia y como consecuencia de la impericia de los funcionarios del Gobierno de Chubut, empresas del transporte interurbano del Valle advierten que están al borde de la quiebra. Nadie les brinda respuestas a sus reclamos, y denuncian que no han podido cobrar el subsidio nacional por un error administrativo de Provincia. Desde el Ejecutivo les dicen que no pueden pagarles el subsidio provincial, porque falta la firma del gobernador Arcioni. Los responsables de las empresas sospechan que hay intereses ocultos en la medida que se ha tomado para con sus servicios.
Los testimonios de Sonia Rancho, de la empresa Mar y Valle, y de Luis Davies de la empresa Rawson, acerca de la situación que atraviesan producto de la imposibilidad de trabajar, son desgarradores.
Se trata de dos empresas familiares con más de cincuenta años de historia al servicio del transporte en Chubut. Sin embargo, por estas horas están al borde de la quiebra, debido a la ausencia del Estado y particularmente de la negligencia de los funcionarios públicos.

Mar y Valle y 28 de Julio, en la recta final

Sonia Rancho, encargada de la firma Mar y Valle, en diálogo con AzM Radio, reconoció que “estamos mal, a punto de cerrar las puertas porque la única entrada que tenemos son subsidios y si entre los dos subsidios nacionales y provinciales alcanzan para los sueldos y nada más”.
“No nos dejan trabajar y no tenemos forma de generar ingresos. No podemos pagar las deudas de aportes, ni de AFIP, ni todos los gastos de mantenimiento y servicios. Sacamos un crédito para los sueldos con seis meses de gracia, pero ya lo estamos pagando y hace siete meses que no trabajamos”.

100 familias sin ingresos

La empresa cuenta con 100 empleados, “que son cien familias que se van a quedar en la calle, porque no tenemos respuestas. Fuimos a hablar acá con los intendentes porque el Gobierno (Provincial) les echa la culpa a los intendentes y ellos no tienen problema. Son todas trabas y no nos habilitan. Hemos pedido una reunión con Arcioni, pero nunca nos contestaron ni una nota”.

La gota que rebalsó el vaso

En cuanto a los subsidios, explicó que les dijeron que la plata del subsidio provincial ya está pero falta la firma del Gobernador. En tanto que todos los distritos del país recibieron los importes nacionales, salvo La Rioja y Chubut, debido a incumplimientos administrativos.
“Esto rebalsó, el vaso porque ya es una tomada de pelo. Sabiendo en la situación en la que están las empresas de Chubut y no se preocupan por nada”.
Al ser consultada sobre la posición del Gobierno Provincial, la encargada de la firma dijo: “Estamos pensando que es contra la empresa. Capaz que tienen alguna empresa amiga. Ya los mismos empleados están pensando que es algo en contra de la empresa”.
“La que nos queda es llevarle los colectivos a Rawson y que se hagan cargo de la gente, porque ya los empleados ya nos dijeron que van a salir a cortar rutas. Ellos nos han acompañado y han entendido la situación”, apuntó.

Empresa Rawson analiza cerrar

La Empresa Rawson está a punto de cerrar sus puertas, así lo confió Luis Davies en diálogo con AzM Radio, al afirmar que nunca vivió como ahora el abandono del Estado, «nadie nos escucha».
Davies recordó que Empresa Rawson cumple servicios desde hace 53 años y recalcó que “tengo que hablar con el contador porque estamos directamente en quiebra, venimos pagando únicamente sueldos a base de los subsidios, no podemos hacer aportes ni otras cuentas” y lamentó que “veníamos invirtiendo en colectivos pero ahora se terminó todo; tenemos los permisos vencidos, hablamos con el Ministro encargado del tema y nos dijo que hay que llamar a licitación: ya no nos queda ni esperanza”.

“Es imposible seguir”

Advierte que trabajan a pérdida, “hemos presentado protocolos, pero mientras la administración pública no trabaje a pleno no habrá mucho movimiento, Rawson está parada”, dijo y agregó “tenemos 25 empleados, hasta el mes pasado les pagábamos el sueldo, ahora no porque la única recaudación que tenemos es el subsidio de Nación, ni siquiera el de Provincia”.
“No hay una empresa provincial que ande bien”, se lamentó, añadiendo que “los impuestos los cobran igual, todo aumenta y los coches hay que llevarlos igual a revisación”.
“Es la primera vez en mis 78 años de vida que tomo pastillas para dormir”, afirmó Davies evidentemente consternado por la situación.


COMENTARIOS