LA MEDIDA DE FUERZA SE EXTENDIÓ HASTA EL SÁBADO 16 DE NOVIEMBRE

La mayoría de las escuelas siguen cerradas por la continuidad del paro


Luego de que ATECh anunciara un nuevo paro de 144 horas para toda la provincia, la ciudad de Puerto Madryn no fue la excepción y prácticamente todos los establecimientos públicos dependientes del Gobierno Provincial no abrieron sus puertas el día lunes.
La situación se enmarcó en la decisión del gremio de “dar continuidad al plan de lucha, convocando a paro provincial de 144 horas, desde las cero horas del lunes 1 de noviembre y hasta las 24 horas del sábado 16 de noviembre de 2019, dando continuidad del mismo modo a la retención de servicios y las asambleas de media jornada”.
Los reclamos continúan siendo el incumplimiento de los acuerdos paritarios homologados a mitad de año, no sólo en materia de salarios sino también en cuestiones de infraestructura, donde Puerto Madryn es la ciudad con más cantidad de escuelas que presentan severos problemas edilicios.
Prácticamente la única escuela que abrió sus puertas a pesar del paro fue la 710, ubicada a escasos metros de los Tribunales, pero el resto mantuvo guardias mínimas de personal, como fue el caso de la 750 de la avenida Gales.
Asimismo, la provincia ya lleva más de 100 días sin clases, algo que podría hacer peligrar el inicio del Ciclo Lectivo 2020, a pesar de la decisión ejecutiva de que todos los estudiantes “pasen de año” a pesar de no haber cumplimentado los contenidos curriculares por la falta de clases.

Casi todas cerradas

En el caso de la Escuela 750, si bien no se dictaron clases por la medida gremial anunciada, se mantuvo la guardia mínima dentro del establecimiento, que fue desocupado semanas atrás por sus estudiantes luego de que el ahora ex ministro, Paulo Cassutti, se comprometiera a gestionar la concreción de las obras pendientes en el edificio desde hace varios años.
En este caso, trascendió que los que adhirieron mayormente al paro fueron “preceptores y tutores”, y si bien había docentes que no estaban de paro, “tuvieron que presentarse igual aunque no pudieron hacer nada, porque la directora adhirió a la medida y por seguridad no llamaron a los chicos”.

Sin atención ni seguridad

Desde la cuenta institucional del colegio, el equipo directivo informó a la comunidad educativa, el mismo lunes por la mañana, que “no se desarrollarán actividades con alumnos en ninguno de los tres turnos (mañana, tarde y vespertino) debido a que no se puede garantizar la debida atención a los estudiantes ni la seguridad”, y aclararon que “la escuela permanecerá abierta, por lo que el personal que no esté adherido a la medida de fuerza concurre en su horario habitual”.

Aviso con anticipación

Otra escuela que no tuvo actividad fue la 728 “Alfonsina Storni” de barrio Sur, desde la cual aclararon que la misma no cerró sus puertas, sino que, tal cual como lo informó el equipo directivo a la comunidad el pasado domingo, “el lunes 11 de noviembre de 2019 no se dictarán clases en ambos turnos por la continuidad de las medidas de fuerza”.
Se trata de otro de los establecimientos que permaneció ocupado por sus estudiantes tiempo atrás, medida que finalmente llegó a su fin cuando comenzaron a realizar las obras de infraestructura pendientes, las cuales habrían avanzado en gran medida en los últimos días.

Puertas abiertas

Otros establecimientos locales, como la 710, no corrieron la misma suerte, y en la mayoría de los casos, los docentes que no adhirieron al paro concurrieron a las aulas, a pesar de que no se dictaron clases.
“Es una de las dos o tres escuelas que abrió sus puertas en Puerto Madryn, mientas que el resto están todas adheridas a la medida por lo acontecido la semana pasada”, explicó un docente de dicha institución, en relación a la represión policial que terminó con el dirigente gremial Santiago Goodman detenido días atrás, y que culminó con la decisión del Gobierno Provincial de echar al entonces ministro Coordinador, Federico Massoni.


COMENTARIOS