La industria se desplomó 16,6% y la construcción 37,2% en abril

En medio del debate sobre cuándo llegará la reactivación de la economía, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) comunicó que la industria se contrajo 16,6% y la construcción 37,2% en términos interanuales en abril, profundizando los números rojos en ambos sectores.

En el caso de la actividad industrial, anotó un avance de 1,8% en la comparación con marzo pero el acumulado del primer cuatrimestre de 2024 arroja una variación negativa de 15,4% en relación con el mismo período del año anterior. El nivel de contracción sólo es comparable con los meses de confinamiento estricto durante la pandemia de coronavirus.

Derrumbe

El declive de la industria comenzó en mayo de 2023, en pleno gobierno de Alberto Fernández. Desde entonces, encadenó 11 meses seguidos de retroceso siendo diciembre (-8%) el peor valor de la serie.

Las 16 divisiones del sector manufacturero presentaron caídas interanuales. En orden a su incidencia en el nivel general, se registraron disminuciones en “Alimentos y bebidas”, 9,0%; “Maquinaria y equipo”, 29,0%; “Productos minerales no metálicos”, 35,2%; “Industrias metálicas básicas”, 19,3%; “Sustancias y productos químicos”, 10,2%; “Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras”, 35,0%.

Completan la lista “Otros equipos, aparatos e instrumentos”, 35,5%; “Madera, papel,edición e impresión”, 13,7%; “Productos de caucho y plástico”, 22,9%; “Productos de metal”, 18,9%; “Prendas de vestir, cuero y calzado”, 15,4%; “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes”, 13,6%; “Productos textiles”, 26,2%; “Productos de tabaco”, 26,0%; “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear”, 3,3%; y “Otro equipo de transporte”, 4,7%.

Indicadores negativos

Por otra parte, el indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) experimentó una baja acumulada e interanual de 32% en los primeros cuatro meses del año. Casi como un espejo de la industria, el ISAC marcó una tenue recuperación mensual de 1,7%.

Con relación a igual mes del año anterior, se registraron derrumbes de 60,6% en asfalto; 57,5% en hierro redondo y aceros para la construcción; 54,4% en mosaicos graníticos y calcáreos; 49,6% en placas de yeso; 48,1% en artículos sanitarios de cerámica.

Los siguen 46,8% en hormigón elaborado; 42,1% en pisos y revestimientos cerámicos; 35,7% en cemento portland; 33,6% en yeso; 32,9% en ladrillos huecos; 28,0% en cales; 21,6% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción); y 14,1% en pinturas para construcción.

ÚLTIMAS NOTICIAS