SE TRATA DE DOS PERFORACIONES, UNA CISTERNA Y UNA RED DE CAÑERÍAS

El agua seguirá turbia en Los Cipreses hasta que no finalice una obra de 2014



Luego de la denuncia de vecinos del paraje Los Cipreses, respecto a la turbiedad del agua potable cada vez que llueve, el responsable de Servicios Públicos de Trevelin, Tomás Ochoa, dijo al respecto: «En estos días hubo deshielos, hubo lluvia, la toma de agua depende de un pozo tipo Norton que se hizo en un canal de riego que se hizo para salir del paso en el año 2014. Cuando pasan estas cosas siempre hay un rato de turbiedad en el canal y el filtro no lo puede parar».
Ante esta situación, Ochoa manifestó que «hasta que no se termine la obra que el Municipio tiene encarada en ese paraje, no vamos a tener la solución definitiva a esto». Al consultarle sobre la obra en sí, el funcionario de Trevelin explicó que «consiste en dos perforaciones, una cisterna y una red de unos tres mil metros de cañería. Se trata de una obra que comenzó en 2014, han pasado distintas gestiones y no se pudo terminar. En estos días estuvimos hablando con el intendente para apurar y poder terminarla definitivamente, porque es un reclamo que tenemos de los vecinos de Los Cipreses».


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS