EN CHUBUT QUEDAN TONELADAS DE CEBOLLA, PAPA Y ZANAHORIA SIN VENDER

Sin agua y sin ventas, peligra la producción del VIRCh


La escasez de lluvia preocupa sobremanera al sector productivo, porque si bien por el momento no falta agua para riego, las condiciones climáticas imperantes alertan sobre lo que puede pasar en un par de meses. En el Valle Inferior del Río Chubut (VIRCh), los productores están preocupados, no solo por las implicancias de racionalizar el agua, sino porque además han caído las ventas. La declaración de la Emergencia Hídrica sería inminente en Chubut. En la zona cordillerana, también expresaron su preocupación ante el ministro de la Producción, Leandro Cavaco.
Oscar Schiscke, referente de la producción de Gaiman, advirtió que el tema, «es alarmante, según tengo entendido el agua está dos metros más abajo de lo que estaba el año pasado para esta misma época». Obviamente, ante esta situación, los productores agropecuarios se encuentran a la expectativa de qué ocurrirá con el recurso para producir: «Lo que es el sistema de riesgo creo que está cubierto porque hay posibilidades de que el agua siga viniendo por los canales».

Sin ventas

A este inconveniente con el agua, se suma también la preocupación por la acumulación del stock de cebolla, zanahoria y papa: «Si uno se da una vuelta por las chacras puede ver los montones de cebollas tapadas que hay afuera y que no se han vendido. Cuando no se vende la cebolla de Río Negro, de Pedro Luro, la de acá menos, porque primero se vende esa y después vienen a comprar por acá». Además de la cebolla, la acumulación de zanahoria también es importante y, según indicó Schiscke, «también hay mucha zanahoria que no se ha vendido, que ya va cumpliendo su tiempo y si no se cosecha ya no va a servir». En cuanto a la papa, el productor de Gaiman reconoció que «algo se ha vendido, pero se vendió mal, casi sin salvar los costos».

Pérdidas millonarias

A la hora de buscar las razones, Oscar Schiscke indicó que «seguramente el consumo es menor, el Mercado Concentrador debe estar vendiendo cebolla y zanahoria que viene de otro lado, cuando se podría estar vendiendo la de acá y eso sería una lástima». El productor aseguró que son toneladas de cebolla, zanahoria y papa que han quedado sin vender, por lo que las pérdidas son millonarias.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS