FAMILIARES DE VÍCTIMAS PIDEN MAYOR COMPROMISO DE LA JUSTICIA Y MENOS IMPUNIDAD

Perder a un hijo en un accidente de tránsito: Un dolor que ninguna ley puede revertir


Rocío Esteban Rossi es mamá de Lorenzo Rossi, quien perdió la vida a sus 10 años producto de un accidente de tránsito en la ciudad de Esquel, durante la Nochebuena de 2017. El responsable fue un menor que conducía una motocicleta.
Actualmente, Rossi integra la agrupación Estrellas Amarillas Chubut. En diálogo con AzM Radio, se refirió a las implicancias de la siniestralidad vial, como así también a su situación personal y explicó que “tenemos dos personas principales, por un lado mi madre que me apoya en todo y también investiga muchas cosas y está en contacto con muchos grupos del resto de la Argentina; obviamente, todos pasamos por lo mismo e intercambiamos información tratando de entender muchas cuestiones con respecto a la Justicia y a la problemática que venimos teniendo hace muchísimo tiempo, tal vez desde que arrancaron los vehículos”.

Estadísticas alarmantes

Según la Dirección Nacional del Observatorio Vial, durante el 2020 murieron 7 personas por día en Argentina a raíz de siniestros viales. En cuanto a la concientización y el manejo responsable, un sondeo del Observatorio Vial de la Cámara de Empresas de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina (Cecaitra) arrojó que el 70% de las personas consultadas consideran que no se respetan las normas de tránsito.
El caso más reciente ocurrido en Chubut tuvo como víctima a Ronald Guerra, un joven de 24 años que manejaba en dirección al puerto de Rawson cuando fue embestido por un médico identificado como Nicolás Suganuma, de 26, a quien el test de alcoholemia arrojó un total de 1,22g/l, encendiendo la polémica respecto de los controles de tránsito y el manejo responsable; y generando una importante repercusión luego de que una fiscal considerara que, hasta tanto no se realizara la pericia de tránsto, el individuo no fuera imputado y permaneciera en libertad.



La familia, presente

Por otro lado, continuó, “somos nosotras dos quienes conformamos el grupo Estrellas Amarillas en Chubut, y agradezco a Silvia González, de Estrellas Amarillas de La Pampa que está hace casi 20 años con esto y nos permitió abrir una fundación en nuestra provincia”, sumando a ello que “después tenemos otro tipo de compañerismo, a mi marido a quien agradezco profundamente por acompañarme en todo y a mi familia, mi papá y mis amigas que son la fuente fundamental; también hay un par de papás pero no a todos nos cae igual la cuestión, no todos podemos enfrentar esto de la misma manera”.

Contra la impunidad

Asimismo, Rossi hizo alusión a la pérdida de su hijo: “Es el dolor más grande que uno puede tener. Todavía no entendemos la muerte, y el esfuerzo que todos estamos haciendo con esto es infrahumano. Y también sería bueno que las autoridades o la Ley se ‘ponga los pantalones’ y que empiecen a corregir un par de cosas que no están en su lugar. No puede ser que una persona que cometa un delito como ese quede libre, es un homicidio. Pero no lo catalogan como tal sino como un homicidio culposo cuando debería ser doloso”, planteó.


Cambios en las leyes

En otro orden, la madre del joven fallecido en 2017 expuso que “que la Ley cambie es la única forma de tener una sociedad más tranquila; he escuchado noticias e informes donde, por ejemplo, en España te agarran con una alcoholemia mínima y te sacan el auto; y no lo recuperás nunca más y te inhabilitan por el resto de la vida” y se preguntó “por qué en Argentina no es así y por qué una madre, con todo el dolor del mundo, tiene que salir a recorrer las calles y gritar para que la Justicia se dé cuenta de que esa persona no puede estar en la calle”.

“Todo lleva tiempo y trabajo”

Consultada sobre el apoyo por parte de otros sectores de la sociedad, entre ellos el político en materia de concientización y de visibilizar la problemática, Rossi fue contundente: “La pandemia es como que se ha llevado muchas cosas. Hoy, lo único que importa es la cantidad de infectados que hay, no las personas que están muriendo por accidentes viales. Está tapando un montón de cosas la pandemia y ahora se trabaja de diferente manera, con horarios reducidos y todo cuesta el doble. Pero calculo que nos vamos a acostumbrar a vivir con este virus. Y, hasta ahora, nadie me ha llamado para decirme ‘esto está en marcha’, ‘me dijeron esto, me respondieron lo otro’, hasta ahora, nada. Todo lleva su tiempo y trabajo, a veces no me es fácil a mí porque uno deja de procesar su duelo por hacer cosas para los demás y no veo el fruto de todo esto, y es muy difícil”, manifestó.



Acompañamiento

“No es que se muere una persona, te ‘arrancan’ un hijo y no es fácil para mí ni para la mamá de este chico”, sostuvo Rossi en relación a la muerte de Ronald Guerra, ocurrida días atrás en Rawson, añadiendo que “voy a esperar por lo menos una semana para hablar con ella y que se tranquilice; no conozco su situación pero trataré de hacer lo posible para brindarle mi apoyo, si tengo que viajar para visitarla y contenerla lo haré; es importante sentirse contenida, que es lo que yo lamentablemente no tuve en ese momento, y es mi obligación como mamá apoyar a esta mujer y a todas las que pasen por esta situación”.




NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS