Biden viaja a Israel mientras Gaza espera ayuda al borde del colapso


Estados Unidos anunció este martes que el presidente Joe Biden viajará el miércoles a Israel para mostrar su solidaridad y que trabaja en un plan para hacer llegar ayuda humanitaria a los palestinos de la Franja de Gaza, que está sitiada y bajo bombardeos israelíes desde los ataques de Hamas.

Mientras tanto, el Ejército israelí informó que mató a cuatro hombres armados que intentaban infiltrarse en Israel desde Líbano, en medio de una creciente violencia a lo largo de la frontera entre ambos países que genera temores a un conflicto regional cada vez más amplio.

En Gaza, ataques aéreos israelíes mataron a decenas de personas en el sur del territorio, adonde han buscado refugio los civiles luego de que Israel los conminara a abandonar la zona norte de la región en preparación de una ofensiva terrestre.

Decenas de heridos fueron trasladados de urgencia al hospital después de fuertes ataques en las afueras de las ciudades de Rafah y Khan Younis, en el sur de Gaza, informaron residentes de Gaza.

Basem Naim, funcionario de Hamas y exministro de Salud de Gaza, informó que 27 personas murieron en Rafah y 30 en Khan Younis.

Otro ataque aéreo en la localidad de Deir al Balah redujo una casa a escombros y mató a nueve miembros de la familia que vivía allí, dijeron residentes a la agencia de noticias palestina Ma’an.

El Ejército israelí dijo que atacó escondites, infraestructura y centros de mando de Hamas. “Cuando veamos un objetivo, cuando veamos algo en movimiento que sea Hamas, nos encargaremos de ello», dijo el teniente coronel Richard Hecht, portavoz militar israelí.

Israel ha cerrado y bombardeado Gaza, que es gobernada por Hamas, desde el ataque lanzado por el grupo islamista contra el sur de Israel la semana pasada, que dejó más 1.400 muertos, en su mayoría civiles. Unas 200 personas fueron secuestradas y llevadas a Gaza.

Al menos a 2.778 palestinos murieron y otras 9.700 resultaron heridas en Gaza desde el inicio de los bombardeos israelíes, señaló este martes el Ministerio de Salud. Casi dos tercios de los muertos eran niños, agregó el ministerio.

Pese a los ataques, milicianos de Hamas siguen lanzando cohetes desde Gaza a Israel, incluyendo uno a Jerusalén que el lunes obligó a evacuar el Parlamento israelí.

Autoridades sanitarias de Gaza dijeron creer que otras 1.200 personas están enterradas bajo los escombros, vivas o muertas, en toda la región, que está sin Internet ni redes móviles y casi sin combustible ni agua.

Aviones de combate israelíes bombardearon el lunes la sede de la Defensa Civil en la ciudad de Gaza, y el ataque mató a siete paramédicos. Otros 10 médicos habían muerto en ataques israelíes previos, dijeron autoridades sanitarias.

ÚLTIMAS NOTICIAS