EFLUENTES PESQUEROS AL GOLFO NUEVO

Nadine Parry: “Queremos que sigan buscando porque Conarpesa no fue”

La titular de relaciones institucionales y responsable Ambiental de la Conarpesa, Nadine Parry, desconoció el origen del caño que arroja efluentes al mar y por el cual la Fiscalía de Puerto Madryn allanó la planta el pasado martes. “Acá no se tira ningún efluente no tratado. Nosotros hacemos el abordaje en todo lo que consumimos en la elaboración y una vez que alcanzaron los parámetros  que exige la ley de vuelco, ahí se vuelcan al mar”, comentó el diálogo con El Diario.

Por otro lado, Parry aclaró que el “bypass” que fue hallado por Ecología Municipal y el Ministerio Público Fiscal, “se trata de una caño que hace muchos años que está. Yo no lo tenía registrado. Seguramente estaba en la época que se permitía el vuelco al mar” y también aseguró que “obvian decir que abrieron todo tipo de llaves y válvulas con el objetivo que saliera crudo y no salió nada. Solo encontraron un caño viejo”.

Luego, respondió a las críticas e informó que “lo que mandamos al mar es agua limpia, clarificada. Perfectamente clorinada”, esta explicación -sostuvo-  es la misma que realizó el pasado martes por la mañana. “Explicamos cómo hacemos el tratamiento del agua residual, tenemos nuestra planta de efluentes, Bromatología y Ambiente vienen todas las semanas a controlar y siempre está todo en orden”, dijo.

En tanto, comentó que la empresa tiene otro caño que está habilitado, que “tiene una compuerta del otro lado, para que Medioambiente pueda de día y de noche verificar qué color de agua sale. Esa es la única salida que tenemos habilitada desde el inicio de la ley de vuelcos que se implementó hace más de 5 años”.

Al respecto, Parry reclamó que los mismos procedimientos que se llevaron adelante con Conarpesa se realicen en otras empresas. “Nosotros queremos que la Justicia vaya a fondo y determine el origen de los efluentes. Queremos que sigan buscando porque nosotros no somos”, declaró.

La responsable ambiental de la firma explicó que “hoy en el mundo hay mucha exigencia medioambiental. Nosotros vivimos tratando de certificar, demostramos constantemente que no generamos daños y de golpe que les llegue a todos nuestros clientes que volcamos al Golfo Nuevo efluentes pesqueros, es bastante complicado y puede impactar negativamente”.

“Me hubiera gustado que el mismo allanamiento se hubiera hecho para todas las empresas. Me parece que hubiera sido lo inteligente. Ahora los responsables se van a cuidar para no ser detectados”, sentenció.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Portada
Suplemento Patagonia Viva