TOMBOLINI Y MANZUR EVALUARON EL PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO SATÉLITE

El ARSAT SG-2 brindará cobertura a las Islas Malvinas y la Antártida


El Jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el presidente de ARSAT, Matías Tombolini, analizaron hoy las acciones necesarias para avanzar en la construcción de un nuevo satélite. El ARSAT-SG2 brindará conectividad en todo el territorio argentino, incluyendo las Islas Malvinas y la Antártida, e impulsará la exportación de servicios de valor agregado a países de América del Sur, tal como lo anunció el Presidente Alberto Fernández durante la apertura del período 140° de sesiones ordinarias del Congreso Nacional.
“Lo dijo el martes en el Parlamento nuestro presidente y 48 horas después estamos analizando junto al nuevo titular de ARSAT cómo instrumentamos las acciones necesarias para avanzar en la producción del cuarto satélite argentino, porque no sobra tiempo para nuestro objetivo: impulsar la soberanía digital y dar continuidad a un plan espacial y de servicios para nuestros países vecinos”, indicó Manzur durante una reunión realizada esta mañana en la Casa de Gobierno en la que también participó el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme.
“El anuncio del presidente en la Asamblea Legislativa tiene mucha relevancia fundamentalmente porque tiene que ver con ampliar la flota de satélites nacionales”, explicó a su vez Tombolini, quien recordó que “Argentina es uno de los pocos países en el mundo que diseña, produce y opera sus propios satélites de telecomunicaciones”.

Mejor conectividad

El ARSAT-SG2 ocupará la órbita 72° para dar más y mejor conectividad en Argentina y el continente. El anuncio de su construcción se da en el marco del Plan Conectar, que busca dar continuidad al Plan Espacial Geoestacionario y a la ley de desarrollo de la industria satelital en Argentina.
El nuevo satélite complementará los servicios del ARSAT-SG1 y se construirá en forma simultánea, manteniendo el mismo modelo exitoso de sus antecesores ARSAT-1 y ARSAT-2 permitiendo dar cobertura total a todo el país, contemplando las Islas Malvinas y a la Antártida y exportar servicios a otros países del continente americano. A su vez, brindará respaldo al ARSAT-1, que tiene vida útil hasta 2029.
“Argentina está en el proceso productivo del ARSAT-SG1, que viene a reemplazar el ARSAT-3, un proyecto que la gestión anterior desarmó. El nuevo ARSAT-SG2 permite aprovechar el proceso productivo del primero y da capacidad de transmisión de datos en lo que tiene que ver con internet”, explicó Tombolini y agregó que “fundamentalmente estamos pensando en satélites que están muy vinculados a aumentar la capacidad de acceder a datos que hoy son indispensables para aumentar la capacidad o la mejora productiva en las diferentes regiones de Argentina”.

Inversión

El nuevo satélite demandará unos 250 millones de dólares de inversión y se estima que la necesidad financiera para el primer año será de 30 millones, considerando que podrá generarse un ahorro por compras tempranas y componentes comunes entre ambos satélites SG. Al empalmar la fabricación de ambos, se podrán intercambiar componentes en caso de falla en tierra y así evitar atrasos en la misión.
Durante el encuentro, Neme precisó que la Secretaría de Asuntos Estratégicos (SAE) se encuentra trabajando para optimizar los recursos sobre el crédito que ya otorgó el Banco de Desarrollo de América Latina – CAF para la construcción y desarrollo del SG1 bajo la operación CAF N° 11501 por un total de 243 millones de dólares. De este modo, es posible diseñar una economía de escala para la adquisición de componentes comunes a la plataforma SG.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Edición Impresa
Suplemento Patagonia Viva