A PARTIR DE LA VALORACIÓN DE SUS ESCULTURAS POR PARTE DE LA COMUNIDAD

Trevelin: Artesano tuvo su «salto a la fama» y comercializa sus trabajos en toda la provincia


Tomás Schinelli, vecino de Trevelin, se refirió al rotundo éxito cosechado a partir de una serie de esculturas artísticas realizadas durante el último tiempo, y puso en relieve que la mitad de sus trabajos «hoy están yendo hacia Buenos Aires», así como también a otras localidades del interior provincial.
En diálogo con AzM Radio Trevelin, explicó que «se trató de una circunstancia bastante simpática, ya que prácticamente surgió a partir de una apuesta de decir ‘se puede hacer algo así’, y esta es la primera escultura que hago; por suerte, salió linda y tuvo un impacto muy grande ya que uno ve el turismo que llega al pueblo y siempre hay alguien sacándose alguna foto, por lo que también sirvió como una publicidad», afirma al referirse al dragón que engalana la ciudad de Trevelin.

«Hay pedidos de lo más curiosos»

Por otro lado, el vecino de Trevelin destacó que, a partir de la primera escultura, entregada como donación a la comunidad, «surgió una importante cantidad de trabajo y hay cada vez más, así que ha funcionado muy bien y fue evolucionando la técnica y forma de trabajar; desde pedidos de lo más curiosos hasta muchos que se repiten, como son los dragones».

Aprendizaje y crecimiento

«No me dedicaba a las esculturas y tampoco al hierro, sí hacía un poco de cuchillería y de forja, pero naciendo de necesidades de mi casa, la cual estaba construyendo. Entonces, me compré una primera soldadora y empecé a aprender en un 99% de Internet acerca de cómo soldar; construí la fragua, conseguí un yunque y empecé a trabajar», relató Schinelli, sumando a ello que «de a poco se fue enterando la gente de que iba trabajando y me empezaron a encargar algunas cosas; ahora estoy abocado en un 99% a las esculturas, al margen de una pequeña empresa que tengo con un socio en la que abordamos otro tipo de trabajos de herrería más tradicional, aunque siempre con contenido artístico y con algún trabajo que lo haga especial».

Ampliando el mercado

Schinelli realiza carteles para locales comerciales, entre otros espacios, de los cuales «hay muchos en Esquel», resaltó, agregando que «en la medida en que pueda profundizar la escultura y el trabajo de artista, allí es donde estoy poniendo la vara».
Sobre el éxito de su convocatoria para realizar nuevos trabajos, planteó que «es un placer enorme, siempre estoy buscando que los trabajos puedan ir a lugares nuevos para que se conozcan y para ampliar; en definitiva, esto es algo que hago como sostén para la familia, y lo cierto es que casi la mitad de los trabajos que hago ahora se van a Buenos Aires».

Cartelería y esculturas

«Por suerte, en Chubut hay lugares que tienen esculturas grandes y muy lindas como Río Mayo, que tiene unas ovejas; ahora Los Altares tiene una mano muy bonita, y varias localidades nos piden esta cartelería que se fue haciendo en Esquel y Trevelin; Gualjaina ya la tiene y ahora estamos trabajando en eso mismo para Los Altares. Y después hay otras esculturas que están yendo para Río Negro, Villa La Angostura y demás, y alguna que quedó en el exterior a partir de un viaje que surgió. En definitiva, estoy contento y esperando seguir creciendo», concluyó Schinelli.




NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS