Peronismo para armar


Todo comenzó la semana anterior, derivó en reuniones varias durante el fin de semana, y se consolida por estas horas con la palabra de los protagonistas. Se trata del “Efecto Leunda”. Resulta que el funcionario nacional, ya demostró que no es una figura decorativa en el Gabinete. Gestiona, viaja permanentemente a la provincia, y afianza relaciones con los intendentes. A pesar de la pandemia, Leunda ha sido clave al momento de abrir puertas a nivel nacional. Desde hace algunos meses, conforme lo permitió la situación sanitaria, y ante la escasa respuesta del Ejecutivo provincial, los intendentes comenzaron a peregrinar por los despachos del Gobierno Nacional buscando respuestas a sus demandas, particularmente ante la necesidad de concretar obras proyectadas y comprometidas. Allí a cada paso, estuvo Julián Leunda. Quizá llegó el tiempo de cosecha para el comodorense. Ocurre que el PJ en Chubut está muy lejos de lograr la unidad, y ante tanta incertidumbre, el nombre de Leunda comenzó a sonar como un candidato potable. El punto es, que por estos días los únicos que traccionan son los Intendentes (sin distinción partidaria), pero todos con el compromiso de permanecer en gestión, eso conlleva al problema del peronismo de no contar con un candidato potable y por la unidad. Por el momento, la candidatura de Carlos Linares contaría con el apoyo de unos pocos y casi extintos dirigentes. En tanto que La Cámpora no ha logrado anclaje en la provincia como ha ocurrido en otros distritos. Así las cosas, mientras algunos intendentes, como Luque parecen darle un guiño a Leunda; este martes, Adrián Maderna fue un poco más allá al afirmar que el novel comodorense “tiene chances” de ser candidato del PJ. Al parecer, se viene la liga de los intendentes en las filas del Frente de Todos.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS