GUADALUPE LÓPEZ GARCÍA, CONSULTORA EN GÉNERO Y POLÍTICAS PÚBLICAS

Una voz en defensa del uso del lenguaje inclusivo como forma de corregir la discriminación


Desde su aparición, el lenguaje inclusivo ha levantado tantas voces a favor, como polémicas frente a la revolución cultural que propone; imponiéndose como una acción afirmativa de carácter correctivo para eliminar el sexismo y aquellas situaciones de discriminación en el lenguaje oral, escrito o visual. Así lo afirma Guadalupe López García, consultora en género y políticas públicas, periodista mexicana feminista y correctora de estilo.
El lenguaje inclusivo es una propuesta que pretende trascender el uso del masculino genérico como norma gramatical única para la comunicación humana. Se trata de escribir textos con claridad y precisión, utilizar imágenes y audios a través de las múltiples posibilidades del lenguaje o creando otras alternativas como apropiación de la lengua.

Importancia del lenguaje incluyente

De acuerdo con López García, el lenguaje crea referentes sociales y culturales, con el lenguaje nombramos lo que existe y dotamos a esa existencia de características diferentes.
“Lo que queremos es que el lenguaje ya no exista sexista, que se reconozca que sí hay un sexismo como base, y que se entienda que podemos tener otras alternativas de comunicación”, señala la especialista. De ahí que la importancia del lenguaje incluyente es dejar de normalizar la discriminación.
“Y esto no es un invento, aunque no les parezca, aunque no estén de acuerdo, existen leyes, normas y acuerdos internacionales como la Plataforma de Acción de Beijing; o locales, como en el caso de México que existe la Ley General para la Igualdad de las Mujeres y los Hombres o la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que señalan que tenemos que erradicar los estereotipos dentro del lenguaje”, agrega.

Combatir la resistencia

Guadalupe López explica que sí existe resistencia de diversos sectores respecto al uso del lenguaje incluyente. “Piensan que la lengua y sus reglas gramaticales son entes más allá de la realidad o más allá de esta lucha social y política. También esta resistencia es un reflejo de las otras resistencias que hay”, señala.
Explica que cuando nos dicen “que el masculino genérico no discrimina, cuando decimos los hombres, se incluyen a las mujeres y a los hombres. ¿Por qué se enojan, cuál es el problema si allí están incluidas? ¿Pero cuál es el origen del masculino genérico? En las poquitas referencias que he encontrado dice que el masculino genérico se utiliza porque un gramático declaró que la fórmula masculina tiene prioridad sobre la femenina, porque es más noble”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS