LA POLICÍA NO TOMÓ LA DENUNCIA INMEDIATAMENTE Y EN EL IPV LE HABRÍAN DICHO QUE PUEDE PERDER SU HOGAR

Desgarrador relato de una madre que viajó con su hijo enfermo y le usurparon la casa


Estela Galarza reside en Puerto Madryn, tiene dos niños, uno de ellos padece una grave enfermedad, y debió viajar hace un año a Buenos Aires para que fuera atendido en el Hospital Garrahan. Tras sortear las restricciones impuestas por la cuarentena, pudo regresar y encontró su casa usurpada. La Policía no le tomó la denuncia inmediatamente, y debió insistir para que lo hagan. En el IPV, que le adjudicó la vivienda, le habrían dicho que puede perderla. Estela está desesperada porque está en la calle con sus dos hijos.
En diálogo con AzM Radio, la mujer comentó que intentó hacer una denuncia en la Comisaría Segunda pero que «me dijeron que el jefe de la comisaría no estaba» y que, al regresar al día siguiente, «no habían tomado ninguna denuncia».
La damnificada concurrió al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), que oportunamente le adjudicó la casa y allí, «me dijeron que no sabían qué se podía hacer porque no pude seguir pagando las cuotas de la casa», y no descartaron que perdiera su vivienda.

“Estoy desesperada”

Galarza relató que hace un año debió “llevar a mi nene al Hospital Garrahan para realizar un tratamiento, tiene una enfermedad muy grave que le condiciona el crecimiento y desarrollo y tuvimos que ir de urgencia; siempre viví en mi casa desde hace muchísimos años”, dijo y agregó que en el tiempo que estuvo fuera, “se metieron unos chicos que son una banda, son peligrosos, no sé quiénes son, pero entraron ‘de prepo’ con todas mis cosas adentro, rompieron todos los vidrios».
«Estoy desesperada», afirma Estela entre sollozos en diálogo con El Diario, «no tenía dónde ir, y estos chicos estaban alcoholizados y drogados, y del miedo me tuve que ir a la Policía». Desde que fue declarada la pandemia «no pude volver porque no salían los colectivos, además de que no teníamos la plata porque yo tengo otro nene y no podía pagar los pasajes; y mi vecina me contó que habían entrado, que robaban y se metían ahí, en mi casa, como un aguantadero; no tiene luz, no tienen vidrios ni nada».
«Espero que puedan ir y sacar a estas personas, que puedan hacer algo», lamentó Galarza, quien advirtió que «estamos prácticamente en la calle con mis hijos y hay una señora que, gracias a Dios, me está ayudando».

“Necesito que me ayuden”

Al concurrir al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) y denunciar la situación, «me dijeron que no sabían si había una solución, ya que como no había pagado la casa está todo ‘así nomás'», explicó Estela quien no puede trabajar fuera de casa debido a que la atención de su hijo le demanda todo su tiempo, vive de una pensión que recibe y trabajos domésticos que realiza siempre que puede. «Estoy pidiendo ayuda a todos, necesito que me ayuden. Desde la Justicia no alcanzaron a decirme nada, sólo que espere. La denuncia la hice hace una semana, fui a la comisaría, me atendió una empleada policial y un empleado y les dije que quería hablar con el encargado de la comisaría, me dijeron que estaba en un procedimiento y que esperara porque me iban a llamar, lo cual nunca hicieron. Pensé que me habían tomado la denuncia porque estaban con el celular, pero tampoco lo hicieron. Al día siguiente fui nuevamente y me dijeron que no había ningún papel, ninguna denuncia».

Una salud delicada

Estela tiene dos hijos, el menor de ellos, transita una complicada situación de salud, detalló que «él tiene una enfermedad mitocondrial, se deshidrata enseguida; tiene tres lesiones en la cabeza por lo cual no puede hablar ni comprender nada, tampoco caminar; no crece, tiene 14 años pero es chiquitito, además tiene problemas en los riñones ya que la misma enfermedad lo va consumiendo y ahora le empezaron a dar ataques más seguido», contó Estela entre lágrimas al recordar que esta situación no es nueva, su hijo ha estado “3 años internado, muchos meses en Terapia» en Puerto Madryn antes del viaje la llevó fuera de su casa y que ahora la encuentra en esta desesperante situación.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS