AFIRMAN QUE EN NUESTRO PAÍS SE REALIZAN UNAS 450.000 PRÁCTICAS ANUALES

Cada 24 horas, más de 1.200 mujeres deciden practicarse un aborto en Argentina


La semana pasada, el presidente Alberto Fernández envió al Congreso de la Nación un proyecto de ley para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo. Además, el mandatario anunció la creación del “Programa de los 1.000 días”, a través del cual busca fortalecer los cuidados de las personas embarazadas y de los primeros años de vida de los niños.
Entre otros aspectos, la iniciativa amplía el alcance de programas ya existentes como la Asignación Universal por Hijo, que incorporaría un pago más por año hasta los tres años, y la Asignación por Embarazo, que ahora pasaría de 6 a 9 pagos mensuales, según adelantó Fernández.
En tanto que el nuevo proyecto de legalización del aborto llega después de que en 2018 una iniciativa con el mismo objetivo obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados y fuera rechazado en el Senado.
En este contexto, resulta importante recordar que, de acuerdo a los últimos datos disponibles del Ministerio de Salud de la Nación, en 2018 murieron 257 mujeres embarazadas por distintas causas. De este total, el 13,6% (35 defunciones) fueron muertes por un “embarazo terminado en aborto”.

Mortalidad de mujeres

A partir del informe de 2017, se publica esta categoría desagregada en “embarazo ectópico, mola hidatiforme y feto muerto y retenido”, que en 2018 registró 13 muertes; “aborto espontáneo”, que se identificó como causa de tres fallecimientos; y “aborto médico, otro aborto, aborto no especificado e intento fallido de aborto”, por el que se registran 19 muertes de mujeres.
Asimismo, si se hace un análisis de la serie de datos, resulta que el porcentaje de muertes por abortos registradas, que son las personas que llegan al sistema público de salud, viene en caída desde 2015 (18,5%). Las otras causas de mortalidad de mujeres embarazadas se dividen en dos grandes grupos: causas obstétricas directas, es decir complicaciones surgidas del embarazo, como una hemorragia; y causas obstétricas indirectas, que en general se dan por condiciones preexistentes de la madre, como problemas respiratorios o de circulación.

Abortos clandestinos

En otro orden, una de las temáticas más debatidas cuando se habla de esta situación en Argentina es el de los abortos clandestinos. Hay quienes afirman que en nuestro país se dan unas 450.000 prácticas anuales, lo cual es cuestionado por los sectores que se autodenominaron “Pro-Vida”, ya que rechazan cualquier interrupción voluntaria de un embarazo.
Según describe un informe elaborado por la ONG Amnistía Internacional, la cifra de 450.000 es el resultado de un trabajo realizado en 2005 por dos demógrafas, Edith Pantelides y Silvia Mario, a pedido del Ministerio de Salud de la Nación.
Cabe destacar que el ordenamiento jurídico de nuestro país permite el aborto en casos de violación o de peligro para la vida y la salud de la mujer, aunque la implementación del derecho garantizado en el Código Penal de la Nación (que fue ratificado por un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación) tiene falencias que han sido denunciadas por varias organizaciones de la sociedad civil.


COMENTARIOS