FORMAS DE PLANTEAR NUEVAS HABILIDADES ORGANIZACIONALES

Reskilling y Upskilling en tiempos del Covid19


El Diario | Opinion

*Por Mónica Pagliarani

La contingencia por el coronavirus ha acelerado los cambios en la tecnología de las empresas, lo que plantea un desafío de reentrenar al talento en nuevas competencias. Ya no es una consideración sino una obligación para mantenerse en el juego. Pero no sólo se trata de adquirir nuevo equipo o adoptar la última versión de un software, contar con capital humano capacitado para aplicarlos es un reto que empresas y trabajadores deben enfrentar.

Sorprendidas por la Cuarta Revolución Industrial(Revolución Digital), las compañías han experimentado grandes cambios internos en los últimos años, renovando su cultura empresarial, digitalizándose y promoviendo la creatividad y la innovación entre sus empleados. Estos últimos, por su parte, se han visto obligados a abrazar el aprendizaje continuo para no quedarse descolgados del mercado laboral.

Dentro de las nuevas habilidades o destrezas que las organizaciones pueden adoptar para enriquecer al RRHH están:

El upskilling que busca enseñar a un trabajador nuevas competencias para optimizar su desempeño (Pueden ser herramientas que ayudan a ser más productivo, habilidades sociales, las últimas tendencias en software).

El reskilling, también conocido como reciclaje profesional, busca formar a un empleado para adaptarlo a un nuevo puesto en la empresa. En líneas generales, se dice que el primero crea trabajadores más especializados y el segundo más versátiles e incluyen:

Las habilidades sociales, la capacidad de comunicación y de adaptación al cambio, la organización o la creatividad son llamadas soft skills y…

Las habilidades técnicas, también llamadas hard skills.

Las habilidades blandas o Soft Skills, son habilidades y aptitudes que tienen más que ver con las habilidades sociales y comunicativas (intra e interpersonales), valores y capacidad de transformación y renovación. Estas habilidades más las técnicas o Hard Skills capacitan al trabajador a crecer y fomentar el desarrollo de su equipo de trabajo.

Beneficios de reskilling y Upskilling

* Genera una cultura de aprendizaje continuo en la organización, para permitir implementar procesos de formación más fácilmente.
* Ofrece a los empleados la posibilidadde cambiar de posición dentro de la empresa en función de sus intereses y puntos fuertes.
* Estimula el aprendizaje de nuevas habilidades útiles para los miembros del equipo, permitiéndoles desempeñar mejor sus tareas diarias.
* Da más motivacional/los trabajador/es, lo que influye en su fidelidad y lealtad hacia la organización.
* Disminuye los costos de incorporación y capacitación nuevos RRHH.

Pasos para su implementación y desarrollo dentro de la empresa

1. Identificar las habilidades que deben adquirirse

Para ello, debe haber comunicación continua entre el personal y la compañía. Consultar a los equipos de trabajo es fundamental para permitir a la empresa identificar sus necesidades: ¿Qué habilidades están en falta? ¿Qué creen que les podría ayudar a desempeñar mejor su trabajo? ¿Están al día en cuanto a las tecnologías de su área?

2. Preparar un programa pedagógico​

En este paso se decide cómo se impartirán o darán a conocer cada una de las habilidades. Vídeos, webinars (son vídeos-seminarios o en línea que se realiza a través de un Software y que te permite llevar a cabo una clase a través de Internet), gamificación (uso del juego en el ámbito educativo-profesional con el fin de conseguir mejores resultados), artículos… adaptándose a los objetivos específicos de la formación y a la temática de la misma. Cada caso es único, de ahí la importancia de este punto.

3. Preparar el material de aprendizaje

Llegados aquí, es necesario producir interna o externamente los materiales formativos. Las opciones son muchas y muy variadas dependiendo del presupuesto y los objetivos marcados.

4. Distribuir el programa de formación

De nada sirve una estrategia y producción de materiales formativos si estos no llegan convenientemente a sus destinatarios: los profesionales de nuestras organizaciones. Para ello, resulta fundamental establecer un plan de comunicación en el que podemos contar con el apoyo de departamentos como Marketing o Comunicación Interna.


COMENTARIOS

Comments are closed.