Estudiantes rechazó esparcir las cenizas de Barreda en su estadio


El Diario |

El club Estudiantes de La Plata rechazó la posibilidad de que las cenizas del cuádruple femicida Ricardo Barreda sean esparcidas en el estadio de 1 y 57, tal como lo manifestó el propio odontólogo como deseo tras su muerte.
Una de las máximas autoridades de la institución platense aseguró a Télam que el club «tiene una historia muy fuerte de respeto y de participación de mujeres en la vida social y deportiva, y eso marca toda una definición y una postura muy clara».
De todas formas, el mismo dirigente de Estudiantes explicó que no existió ningún pedido por parte de allegados al femicida respecto al supuesto deseo de que sean esparcidas sus cenizas en el estadio.
El biógrafo Pablo Marti, la última persona que lo visitaba en el geriátrico en el que murió el 25 de mayo último, aseguró a Télam que ese era uno de sus deseos tras su muerte.
«No hubo ningún pedido al respecto, no se consideró ni está en evaluación. El tema no admite discusión alguna», sostuvo el directivo del «León» de La Plata, que inauguró su nuevo estadio a fines del año pasado y en el cual fue pintado de blanco y rojo contra la violencia de género el Paseo de los Profesores, situado por detrás de la cabecera de la calle 55 en la capital bonaerense.
Barreda murió solo en un geriátrico de la localidad de José C.Paz, según contó su biógrafo Pablo Marti, la única persona que lo visitaba en ese establecimiento.
La inhumación de uno de los principales femicidas de la historia criminal argentina, que en 1992 asesinó a escopetazos a su esposa, a sus dos hijas y a su suegra, fue autorizada por un empleado del Pami que firmó la documentación necesaria para su traslado al cementerio de esa localidad, al que no concurrió absolutamente nadie.
«Su última voluntad era ser cremado y que se esparcieran sus cenizas en la cancha de su amado Estudiantes de La Plata», aseguró Marti, quien contó que se enteró de la muerte del odontólogo el lunes por un llamado desde el geriátrico, ya que era la única persona que tenía contacto con él.
Barreda, que estaba por cumplir 85 años el próximo 16 de junio, falleció alrededor de las 14 del 25 de mayo último, cuando sufrió un paro cardíaco en el Hogar Geriátrico «Del Rosario», donde estaba internado desde el 10 de marzo último.


COMENTARIOS

Comments are closed.