El Marginal


Un preso con privilegios contaba con dosis de cocaína y una heladera repleta de bebidas alcohólicas en su celda. No era “San Onofre”, la cárcel de la tira de ficción “El Marginal”, sino que el hallazgo ocurrió en el Instituto Penitenciario de Chubut ubicado entre Trelew y Madryn. El convicto que tenía tales “beneficios” era el abogado Oscar Romero, quien está detenido por haber baleado a un tapicero en un confuso episodio donde también había droga en el medio. El “Mario Borges” de la cárcel local se las había ingeniado para tener droga y alcohol al alcance de la mano. Relevaron a los jefes de la penitenciaría. Romero es el mismo abogado que confesó haber tenido un pasado de ladrón de bancos.


COMENTARIOS