Bolivia, más cerca de nuevas elecciones


El Senado de Bolivia aprobó este miércoles el primer trámite para convocar elecciones; el proyecto de ley, un marco normativo que aún no fija una fecha para los comicios, salió adelante con los votos de la formación de Evo Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), y de los partidarios de la presidenta interina, Jeanine Áñez. No obstante, solo se trata de un primer paso que no garantiza que haya acuerdo también en la Cámara de Diputados, que tenía previsto reunirse por la tarde. Áñez ha advertido de que podría convocar elecciones por decreto si no hay consenso.
La dirigente derechista sucedió la semana pasada a Morales sin el apoyo mayoritario del Parlamento, donde los afines al expresidente controlan dos terceras partes de la Cámara y del Senado. Continúan los cortes de caminos y el martes un enfrentamiento entre fuerzas de seguridad y manifestantes antigubernamentales dejó al menos ocho muertos y decenas de heridos.
La fórmula del decreto sugerida por Áñez garantizaría, en cambio, un mayor control de la convocatoria a su Gabinete. Mientras tanto, la Organización de los Estados Americanos (OEA) que realizó una auditoría de las pasadas elecciones y, tras detectar varias irregularidades, recomendó su repetición, ha llamado este miércoles a los actores políticos del país a volver “urgentemente” a las urnas. México fue uno de los países que votó en contra. Desde allí, Evo Morales exigió el fin de la “masacre” que ha dejado al menos 30 muertos en Bolivia producto de “balas militares” y se ha mostrado dispuesto a regresar al país si le garantizan la vida y puede con ello contribuir a la pacificación del país. “No aceptan que los indios sean Gobierno”, ha dicho al tiempo que ha mostrado su admiración por la población de El Alto, que sigue movilizada en la calle.


COMENTARIOS