Piñera gana las elecciones en Chile


Chile vuelve a girar a la derecha. El expresidente Sebastián Piñera logró una victoria muy clara sobre el socialdemócrata Alejandro Guillier y dirigirá de nuevo presidente del país austral por cuatro años. Logró más de nueve puntos de diferencia, muy por encima de lo esperado. Su rival progresista, que no logró atraerse a ese 20% de chilenos que apoyaron en primera vuelta al izquierdista Frente Amplio, admitió que era una «derrota muy dura» y llamó a «reconstruir el progresismo». Guillier perdió incluso en su región, Antofagasta. Esta victoria consolida en Chile el giro liberal de la región que arrancó en 2015 en Argentina con la victoria de Mauricio Macri, fiel apoyo de Piñera, tanto que incluso provocó una gran tensión diplomática al respaldarle abiertamente en plena campaña.
Guillier trató de convertir la elección en un plebiscito a Piñera, uno de los hombres más ricos del país, y movilizar el voto anti-derecha como lo hizo Pedro Pablo Kuczynski en Perú contra Keiko Fujimori, pero no lo logró. Ni siquiera hubo una participación más baja. Subió un poco, con lo cual al progresista tampoco le sirve esa excusa. Al contrario. Piñera logró muchos más votos que en la primera vuelta y le llegaron de todos los frentes, incluidos algunos que apostaron por Beatriz Sánchez, la candidata del Frente Amplio. Las encuestas, que apuntaban un empate técnico, volvieron a fallar. El triunfo del derechista le da una gran fortaleza política.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS