LA MINISTRA DE CAPITAL HUMANO SE ALIÓ CON ABEL ALBINO

Acorralada por la Justicia, Pettovello sale a repartir alimentos antes de su vencimiento

El Ministerio de Capital Humano sigue negando lo que a todas luces se comprobó: “No había alimentos vencidos”, machacó la subsecretaria Legal del Ministerio de Capital Humano, Leila Gianni, empeñada en deslindar las responsabilidades de la cartera que conduce Sandra Pettovello en el escándalo de gestión y corrupción que sacude al gobierno de Javier Milei.

Como si nada hubiera ocurrido durante estos últimos días de denuncias, inspecciones, despidos de funcionarios y órdenes judiciales, la funcionaria anunció que el ministerio de la amiga íntima del Presidente comenzará a repartir parte del stock retenido en los galpones de Villa Martelli a los 64 centros de distribución en todo el país.

“En el día de hoy se procedió a firmar un convenio con la Fundación Conin y en coordinación con el Ministerio de Defensa van a ser distribuidos” los packs en cuestión, afirmó Gianni.

Según la funcionaria, el reparto quedará en manos de la logística, el ingenio y el supuesto conocimiento que el Ejército Argentino tiene en materia de hambre en la población. Y todo bajo el asesoramiento del antiderechos Abel Albino, presidente de la fundación en cuestión y consejero de la virginidad de las mujeres como método para evitar los abortos.

Pettovello y Albino firmaron esta mañana un acuerdo a través del cual la fundación que él preside se encargará del reparto de parte de la mercadería a punto de vencer que el juez Sebastián Casanello ordenó entregar antes de que se pudriera.

Según Gianni, la ministra no dispuso el reparto por la orden que pesaba sobre ella y su cartera, aún sacudida por despidos y más despidos. Lo dispuso ni bien “tomó conocimiento la semana pasada de que había productos por vencer”.

“No había alimentos vencidos. Sí próximos a vencer”, insistió la funcionaria y precisó que el apremio pesa sobre “aproximadamente 40 mil kilos de leche en polvo”, cuya fecha de caducidad estaría cerca.

Lo notable es que lo afirmó sin hacer referencia a los miles de kilos de arroz con hortalizas y yerba mate que vencieron en febrero pasado. Tampoco precisó que varios palets con leche en polvo comienzan a vencer el próximo viernes 7 de junio, con lo cual la rapidez de la entrega no garantiza que la descarga y el consumo quede hasta después de esa fecha.

Como sea, el encargado de la planificación será Abel Albino, el otrora socio del macrismo y pediatra oscurantista que fue al congreso a recomendarle a las mujeres que no tengan relaciones sexuales para no abortar. «Las mujeres deben esforzarse por ofrecer al hombre su virginidad tanto física como moral«, dijo y por si fuera poco sostuvo que el preservativo “no funciona” para prevenir los embarazos ni el VIH. Según su lógica, los espermatozoides o el virus “pueden atravesar la porcelana”.

Este hombre que repartirá los alimentos también hizo una insólita relación entre el hambre y las relaciones sexuales: “La desnutrición infantil es una enfermedad cultural propia de sitios en los que al acto sexual (…) se lo suele llevar a cabo compulsivamente, bajo los efectos de una vehemencia descontrolada e irracional que pretende la mera satisfacción de un placer instintivo por parte del varón”.

La estrategia de deviar el eje

En la previa a la audiencia en la sala II de la Cámara Federal tras la apelación de la cautelar judicial, la segunda de Pettovello apuntó, sin nombrarlo, a Casanello: «Vamos a ir a defender la democracia porque no vamos a permitir ni que fiscales ni que jueces militantes nos digan cómo diseñar y ejecutar una política pública».

«Es necesario destacar la política pública alimentaria que está llevando adelante esta gestión. Dejamos atrás una política de asistencialismo que no solo no resolvió el problema sino que lo acrecentó en infinidad de ocasiones para ir a una asistencia directa. Desde que asumimos estamos dejando atrás a los intermediarios y asistiendo a los que lo necesitan», sostuvo a pesar de su paso por la gestión de Unión por la Patria.

En la misma línea, Gianni denunció que detrás de los alimentos «hay un negociado enorme de las organizaciones sociales y de los militantes del hambre con la participación necesaria de exfuncionarios del gobierno anterior, del ministerio de Desarrollo Social».

«Hay tres puntos claves: los alimentos fueron adquiridos mediante licitaciones irregulares espurias. Lo hemos hecho en la adquisición de aceite y de yerba. Punto dos, esos bolsones de comida eran comercializado por los militantes del hambre en muchas ferias. Punto tres, eran utilizados como punto de coacción frente a los sectores más vulnerables», agregó.

Fuente: Página 12.

ÚLTIMAS NOTICIAS