«Don’t Look Up» rompe récords de visualización en Netflix


La sátira sobre el cambio climático de Adam McKay «Don’t Look Up» (No mires arriba) es oficialmente un récord. La película se quedó con el récord de la mayor cantidad de horas de visualización de una película en una sola semana en la historia de Netflix.
Las 152,29 millones de horas vistas de la cinta a nivel mundial en la semana del 27 de diciembre al 2 de enero son una nueva marca, según confirmó el sitio Deadline.
Las cifras publicadas por Netflix muestran que el filme protagonizado por Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence ya es su tercera película más vista (en sus primeros 28 días) de todos los tiempos, solo detrás de Bird Box y Red Notice.
Si bien Netflix no publica datos diarios, es probable que Don’t Look Up esté pronta a superar a la película de Sandra Bullock y también podría quitarle el récord histórico al crimen de Dwayne Johnson, Gal Gadot y Ryan Reynolds.
Ayer, el director McKay tuiteó que estaba «completamente asombrado» por el número de espectadores que estaba recibiendo la película.
A pesar de dividir a los críticos y al público, la película claramente ha aprovechado el espíritu de la época y ha puesto un enfoque renovado en el tema del cambio climático.
En su última ronda de datos publicada, Netflix también reveló que el debut como directora de Maggie Gyllenhaal, The Lost Daughter, había llegado al número tres en su lista de películas en inglés más vistas durante la semana con 18,26 millones de horas vistas.
Mientras tanto, el drama brasileño de César Rodrigues Lulli fue la película no inglesa más vista durante el período del 27 de diciembre al 2 de enero con 15,21 millones de horas vistas.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS