PREOCUPACIÓN POR LO QUE OCURRIRÁ EN LOS MERCADOS EL LUNES 15-N

A cuatro días de las elecciones el dólar blue se disparó a $205


El salto del dólar blue que cerró en $205 este miércoles, a escasos días de las elecciones legislativas y con una dolarización cada vez más palpable, se amplificó en el interior del país y en distintas provincias. Se sabe, el precio que se informa es básicamente el del billete en la Ciudad de Buenos Aires.
Pero en el interior del país y distintas provincias, la cotización ya había superado la «barrera psicológica» de los $200. El billete se pagó en torno a $210 cruzando la General Paz y algunas provincias como Santa Fé.
«Siempre hay un gap entre lo que pagan los porteños y en otras provincias. Siempre se mantiene en torno a los 5 pesos o a veces un poco menos. Pero el salto esta vez se vio en CABA más que en otros lados. Es el termómetro que después termina influyendo en los distintos distritos», relató un «cuevero» del interior.

Sin brújula con el dólar

El salto del blue en CABA (que fue de más de 5 pesos en la jornada de este miércoles) habla de una demanda que no encuentra oferta a su medida. Dicho de otra manera, hay más compradores que vendedores porque éstos últimos especulan con que el precio va a subir más y por ende podrán cobrar más caro para soltar los billetes verdes.
El equipo económico que encabeza Martín Guzmán fracasó estrepitosamente en la idea de evitar una psicosis cambiaria post elecciones. El mercado y los agentes económicos creen que tendrá que subir el dólar oficial luego de las elecciones porque el valor quedó muy rezagado. Y eso, peligrosamente, podría no ayudar a acotar la brecha cambiaria (actualmente en torno al 105% entre el blue y el minorista) porque mover la parte baja del gap podría hacer que automáticamente suba la cotización libre. Ergo, el mercado podría seguir corriéndole el arco al intento oficial por «bajar» la brecha.

Efecto urnas y diciembre

Sea como fuere, y sin mérito propio, el Gobierno podría estar cerca de detener la suba del blue. Sucede que si el resultado electoral del domingo marca una amplia derrota del elenco oficial, el mercado lo tomará como positivo y podrían ceder las presiones sobre el dólar. Claro que será «un round de estudio» porque lo que miran los agentes económicos es la reacción del kirchnerismo en caso de abultada derrota.
¿Se vendrá un Gobierno más racional o patearán el tablero? ¿Acelerarán el acuerdo con el Fondo o estirarán hasta el último minuto con riesgo a caer en default? ¿Seguirá mandando Cristina o se correrá de la derrota electoral y empezará el verdadero gobierno de Alberto? Los operadores se preguntan esto y otras cosas y por eso el camino no será lineal.
Además, y si el Gobierno «no hace locuras», se viene diciembre con una mayor demanda de pesos por las fiestas y el pago de aguinaldo. Eso hará, en un mercado ya muy dolarizado previamente, que la gente tenga que salir a vender billetes verdes para hacer frente a los pagos en pesos. De ahí que la suba del dólar blue, si el Gobierno «no hace olas» podría estar cerca de su fin. (Iprofesional)


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS