Viviendas en conflicto


La adjudicación de 64 viviendas en Rawson trajo aparejado un sinnúmero de reclamos y denuncias públicas que exhiben la desconfianza de los ciudadanos respecto de la transparencia en la gestión del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV). Un asunto no menor, es que más de 200 familias esperaban por el sorteo de 64 viviendas, una relación de oferta y demanda que claramente dejaría a muchas familias decepcionadas. Aún así, con gran expectativa muchas de esas familias asistieron al sorteo el pasado miércoles, el que debió ser suspendido por un incidente con tres familias que alegaban que debían integrar el listado. La cita se pospuso para este jueves, pero los reclamos no desaparecieron. Según la versión de las familias hubo una gestión deficiente por parte de las autoridades del IPV respecto del armado de las listas para el sorteo. Otro de los reclamos se fundamenta en que se había informado que sortearían 64 viviendas, que finalmente fueron 40, porque las demás habrían sido otorgadas en orden de prioridad a quienes tienen personas con discapacidad en su grupo familiar. El represente del IPV apostado en el lugar donde se realizó el sorteo no pudo dar respuesta a las familias que presentaban sus demandas a viva voz, y casi al unísono cuestionaban la transparencia de los actos públicos en el Instituto.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS