HUBO 25 ALLANAMIENTOS EN LA PROVINCIA MEDITERRÁNEA Y TAMBIÉN EN BUENOS AIRES

Desbaratan en Córdoba una banda que realizaba estafas virtuales en Madryn


Una banda dedicada a cometer estafas telefónicas, integrada por al menos 16 personas fue desbaratada en las últimas horas tras una serie de allanamientos realizados en Córdoba. Los líderes estaban detenidos y operaban desde la cárcel y habían recaudado más de 5 millones en Puerto Madryn, informó hoy la Fiscalía portuaria, a cargo de la investigación. “Es una banda que operaba desde la cárcel de Córdoba, los dos cabecillas estaban detenidos y contaban con apoyo de personas del exterior. En Puerto Madryn cometieron una estafa por más de un millón de pesos y están vinculadas con, al menos, otras nueve estafas más”, explicó el fiscal jefe Daniel Báez, sobre la maniobra. “Se envió una comisión policial a realizar lo que se conoce como ´trabajo de campo´. Con la información recabada se logró solicitar los pedidos de allanamiento, que fueron positivos”, detalló Báez.

Los allanamientos comenzaron la madrugada del miércoles y estuvieron a cargo de una comisión de policías de Puerto Madryn que viajaron a Córdoba. Desde la Fiscalía indicaron que el monto recaudado con las estafas telefónicas supera los 5 millones de pesos. “Con el dinero de las estafas adquirieron casas y vehículos”, explicó el fiscal jefe Daniel Báez. La calificación de la causa es “estafas reiteradas”.

Modus operandi

Los estafadores fingían ser empleados de una institución y obtenían información financiera de las víctimas. “El caso cero” fue estafado en más de un millón de pesos luego que le solicitaran los datos de su cuenta de homebanking y clave token. Los delincuentes gestionaron online en el banco Galicia un crédito por 1.119.000 pesos que fue transferido a distintas cuentas y billeteras virtuales. A partir de esta primera denuncia, se inició una investigación y se logró identificar a los sospechosos”, explicaron desde la Fiscalía. Los datos recogidos por la Brigada de Investigaciones advierte que esta causa puede llegar a tener diez mil damnificados en todo el país. Además, los estafadores pagaban a familias carenciadas por sus datos personales que luego utilizaban para crear cuentas digitales y depositar el dinero robado. A algunas de las víctimas, no solo les vaciaron las cuentas bancarias, sino que también solicitaban préstamos, por lo que debían afrontar esas importantes deudas.

Desde el pabellón

Los fiscales poseen escuchas telefónicas que permiten presumir que desde la cárcel es donde se materializan las estafas. Son cerca de 23 conversaciones que comprometen a los sospechosos, donde comentan ciertos detalles referente a operaciones bancarias, extracciones de dinero y adquirir teléfonos celulares para “ponerse a laburar” desde el pabellón. “De éste modo, surge que el establecimiento penitenciario en el que se hallan alojados los cabecillas de la banda, Mario Alejandro Carpio, preso por homicidio, y Jonathan Espíndola Luque, preso por lesiones agravadas y robo de vehículo, es probablemente el sitio desde donde se idean y ejecutan distintas maniobras de estafas”, indica el pedido de allanamiento autorizado por la jueza Patricia Reyes.

Secuestros

Los 24 allanamientos, dos de ellos en la cárcel, fueron realizados por personal de la División Policial de Investigaciones, a cargo del comisario Juan Carrasco, quienes se encuentran en Córdoba, en colaboración con personal de la Policía Judicial de dicha provincia. El segundo jefe de la Policía, Néstor Gómez, también viajó a Córdoba. La investigación derivó en la incautación de documentación vinculada a las transacciones bancarias, notebooks, una tablet, tarjetas SIM y celulares, que serán peritados. “Las medidas buscaron secuestrar toda la telefonía celular de los investigados, así como PC de escritorios, notebooks, tablets y tarjetas SIM. También documentación bancaria de aperturas y movimientos de cuentas, tickets bancarios, tarjetas de débitos y créditos. Todos serán peritados por el Equipo Técnico de la Procuración. Finalmente, se buscó dinero en efectivo sea moneda nacional y extranjera”, sostuvo Báez.
Sobre los pasos judiciales a seguir, el fiscal jefe de Puerto Madryn explicó que “se realizará la audiencia de apertura de investigación. El delito que se les imputará, de manera provisoria, es el de “estafas reiteradas”, aunque dependerá de los resultados de las pericias y como avance la investigación.




NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS