MILLONES DE CIGARRAS INVADIRÁN ESTADOS UNIDOS

Animalito e’ dios


Durante los últimos 17 años, miles de millones de estos insectos han estado incubándose bajo tierra en el este de Estados Unidos. Y en las últimas semanas, a miles de millones de estas cigarras finalmente les tocó salir del subsuelo para comer, cantar, aparearse y morir.
El doctor Gene Kritsky, de la Universidad Mount St Joseph de Estados Unidos, las llama generosamente “una de las maravillas del mundo natural”. Miden unos 3 centímetros de largo cuando son adultos, tienen ojos saltones, el cuerpo oscuro y las alas translúcidas. Pero sólo son adultos durante dos o cuatro semanas, a pesar de vivir más que cualquier otro insecto del mundo.
Pasan casi toda su vida, 17 años en concreto, bajo tierra como ninfas, en estado juvenil. Eso quiere decir que los huevos de las Brood X fueron puestos en 2004 y que entre julio y agosto de ese año eclosionaron.
“Las ninfas recién nacidas cayeron al suelo y se enterraron”, explica el doctor Kritsky, añadiendo: “Para el Año Nuevo ya estaban a entre 20 y 30 centímetros bajo tierra y en los próximos 17 años sobrevivieron chupando las raíces de los árboles”. Pero las cigarras no se encuentran hibernando, sólo están creciendo, muy lentamente.
Nadie sabe con certeza por qué tienen un ciclo de vida tan extraño. La teoría científica con más apoyo es que es un mecanismo de supervivencia. Las cigarras periódicas no son buenas para volar, por lo que, si hay miles de millones de ellas, las posibilidades de que la especie sobreviva es mucho mayor. Otra hipótesis apunta que se desarrolló como un mecanismo de adaptación, para sobrevivir al impredecible clima durante la última Edad de Hielo, enterrándose bajo tierra justo debajo del permafrost, la capa del suelo permanentemente congelada.
Cuando el suelo se calienta a una temperatura de 17-18°C, la cría comienza a arañar su camino hacia la superficie, trepando por cualquier estructura vertical que encuentra a su paso. Por supuesto, no todas las cigarras siguen este horario. Hay otras especies de cigarras periódicas que convergen cada 13 años, así como las que lo hacen anualmente.
En el evento principal de este año se juntan tres especies diferentes de cigarras de 17 años, y cada una tiene su llamada de apareamiento.
Las cigarras macho emiten un sonido fuerte y chirriante al hacer vibrar una placa llamada timbal, ubicada en el abdomen. El volumen y la duración de este sonido determinarán si consiguen pareja, por lo que se les puede perdonar por “gritar” a todo pulmón durante horas, tratando de impresionar a las hembras que se encuentran en el área.
“Pueden alcanzar los 96 decibelios”, se maravilla el doctor Kritsky, agregando: “Para ponerlo en perspectiva, (el ruido de) los aviones que vuelan sobre el aeropuerto de Heathrow (en Londres) llega a 80 Db”.
“Y si te encuentras en medio de esto durante 20 minutos y vuelves a tu coche, oirás un pitido constante, igual que vinieras de un concierto de rock”, advierte finalmente el científico.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS