LA MAYOR PARTE SE DESINTEGRÓ AL REINGRESAR A LA ATMÓSFERA

Los restos del cohete chino cayeron sobre el Océano Índico


Luego de varios días de incertidumbre, el cohete chino Long March 5B reingresó en la atmósfera fuera de control y cayó en la Tierra en la noche del sábado. Desde la prensa china informan que los restos habrían caído a las 23.24 (hora argentina). Según publicó la Agencia Espacial Nacional de China, el área de aterrizaje estimada es de 72,47°E de longitud y 2,65°N de latitud, justo al oeste de las Maldivas en el Océano Índico. Además, indicaron que la mayor parte del cohete fue «destruido» al reingresar a la atmósfera.
El cohete había sido lanzado el pasado 29 de abril para poner en órbita el módulo central de Heavenly Harmony: la Gran Estación Espacial China. Si bien su lanzamiento fue todo un éxito, el cohete perdió el control en el espacio y estuvo durante días dando vueltas al planeta hasta reingresar y caer. Si bien fue parcialmente destruida durante su regreso, se trata de uno de los objetos más grandes en reingresar de manera descontrolada en la Tierra. Tenía alrededor de 50 metros de altura, 5 de ancho y un peso aproximado de 20 toneladas métricas.
Apenas se supo que la Administración Espacial Nacional China había perdido el control del cohete, todas las agencias espaciales del mundo se pusieron en alerta y comenzaron un riguroso operativo de seguimiento.
Esta no es la primera vez que una nave espacial está fuera de control, por lo que es un llamado de atención para lanzamientos en el futuro. La basura espacial, es un problema incluso para la Estación Espacial Internacional que, de vez en cuando, debe activar el protocolo de seguridad para evitar impactar con basura.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS