MALDITA TECNOLOGÍA

Las estafas llegaron a Telegram


La aplicación de mensajes y chat Telegram se está haciendo cada vez más popular, por ahora quizá no tanto como WhatsApp, pero lo suficiente como para que los indeseables que siembran el caos en una app decidan hacerlo también en su principal alternativa.
Resulta que Telegram también puede ser el foco de virus para el celular o la computadora. Tanto si se usa la app como el programa para PC, se debe tener mucho cuidado con los enlaces que se reciben y los chats a los que se une, porque pueden propagar virus que, en las circunstancias adecuadas, pueden acceder al dispositivo, robar información y afectar a su funcionamiento o incluso inutilizarlos.
Tal y como informan desde la firma de ciberseguridad Check Point, la particular naturaleza y funcionamiento de Telegram como plataforma y como servicio favorece a la aparición de algunos programas que pueden colarse en tu dispositivo y tomar el control sin permiso y sin que nos percatemos. En los últimos tres meses, se han descubierto multitud de ataques con un virus del tipo ransomware llamado ‘ToxicEye’ capaz de robar información, enviar o borrar archivos, parar procesos de un ordenador, secuestrar su cámara, su micrófono y usarlos para grabar imagen y vídeo y también puede encriptar archivos para luego pedir dinero por desbloquearlos.
Lo peor de todo es que es un virus que encadena infecciones. Un bot de Telegram (una herramienta muy popular dentro de la aplicación) puede infectar a una persona o a un chat al introducirse en un chat y conseguir que alguien abra un archivo o incluso haciendo una llamada.
Para comprobar si nuestra computadora está infectada, se puede comprobar en el directorio ‘C:/Users/ToxicEye/rat.exe’. Si existe esta carpeta y ese archivo, habrá que borrarlos, pero también investigar, con herramientas especializadas, si hay otras rutas o archivos o programas afectados.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS