LA PROPUESTA SE LLAMA “LIBROS AMBULANTES”

La biblioteca del Ministerio de Educación estará disponible para todos los chubutenses


Al celebrarse el viernes último el Día Internacional del Libro y de los Derechos de Autor, el Ministerio de Educación, a través del Centro Provincial de Información Educativa (CPIE), puso en marcha “Libros ambulantes”, a través de la cual, la biblioteca del organismo, que funciona desde hace 46 años, pondrá los títulos que posee a disposición de toda la comunidad.
El CPIE fue creado para asegurar calidad y equidad en el acceso a la información y al conocimiento a todas las personas ligadas con el ámbito educativo; pero ahora, en este contexto especial de pandemia, las autoridades resolvieron poner a disposición los libros para el público en general. “Es muy importante acercar el capital cultural que poseemos en nuestra biblioteca a toda la comunidad. Aquí no solo hay estanterías con libros específicos para docentes e investigadores, sino también de literatura general, para edades diferentes. Más allá de las tecnologías que nos atraviesan, el libro sigue siendo un bien cultural irremplazable ya sea para aprender y conocer, pero también para recrearse”, dijo la ministra Florencia Perata.
Para conocer el catálogo, se deberá acceder a través de www.chubut.edu.ar.

Estanterías abiertas

La pandemia por el COVID-19 mantuvo durante gran parte del 2020 sin actividad al Centro por eso, también, la decisión de modificar su tradicional rutina para que los libros salgan de las estanterías en manos de todos aquellos que lo deseen.
“En este contexto en donde es vital que nos quedemos en casa y salir solo para lo imprescindible, se nos ocurrió abrir las estanterías al público en general. Hablamos de la comunidad de Rawson, Playa Unión y a todos los agentes de la administración pública que puedan pasar en algún momento a retirar libros para disfrutar en sus casas, ya sean títulos para adultos como para niños y adolescentes”, dijo Paola Orihuela, coordinadora del CPIE.
Desde siempre, el uso de la biblioteca fue exclusivo para estudiantes de las carreras de Bibliotecología y profesorado para la Educación Primaria, como también para los equipos técnicos del Ministerio de Educación.
EL CPIE cuenta con un fondo de material de la editorial de Cultura de la provincia, de libros editados por las distintas gestiones nacionales y distribuidos a través del Ministerio de Educación de la Nación, y donados por particulares.

Cumplimiento del protocolo

Para reducir la circulación de personas y respetar los protocolos vigentes, los interesados en solicitar algún libro deberán ingresar a la página del Ministerio de Educación: www.chubut.edu.ar
Allí deben buscar el catálogo online del Centro Provincial de Información Educativa, elegir el título y enviar un mensaje de WhatsApp al (0280) 4963400. A través de ese canal se acordará día y hora para retirarlos.
“La idea es que se lleven hasta tres libros para tener en sus casas durante 15 días. Cuando regresen al Centro, los depositarán en una urna y allí estarán 48 horas en cuarentena, para luego volver a las estanterías para ser prestados otra vez”, dijo Orihuela al recordar que el CPIE instrumenta un protocolo establecido y aprobado a través de la Resolución Nº 388/21 del Consejo Federal de Educación, específico para las bibliotecas.
El Centro Provincial de Información Educativa se encuentra en Moreno Nº 323, de Rawson, y atiende de 8 a 16.30, de lunes a viernes. Consultas: 448-1816

Día del Libro

El viernes, al celebrarse el Día del Libro, el CPIE preparó como forma de alentar el disfrute por la lectura, un regalo para que todo aquel que lo deseara pudiera llevarse un libro con solo escanear una imagen con el celular.
A través de códigos QR impresos en señaladores se entregaron obras emblemáticas como Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes y Bodas de sangre, de Federico García Lorca. También, Hansel y Gretel, de Hermanos Grimm; A la deriva, de Horacio Quiroga; Algo muy grave va a suceder en este pueblo, de Gabriel García Márquez o La casa encantada, de Virginia Woolf.
Además, se ofrecieron, con idéntica mecánica, audiolibros para disfrutar de la narración oral.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS