LA JUSTICIA DE MADRYN LO ENCONTRÓ CULPABLE Y ESTE VIERNES LA VÍCTIMA HABLARÁ EN LA AUDIENCIA DE CESURA DE PENA

Denunció que su hermano la violó, pero la propia madre no le creyó y declaró contra ella


Este viernes se conocerá la pena que deberá purgar el hombre condenado por abusar sexualmente de su hermana menor a lo largo de diez años. “La sensación es de liberación. Finalmente se supo la verdad. No eran historias inventadas, no era una pesadilla, era real”, afirmó la víctima. Los abusos duraron una década, desde los 7 a los 17 años y cuando finalmente pudo contarlo, su madre no le creyó y defendió a su hermano. Incluso en el juicio declaró a favor del acusado al igual que una de sus hermanas, mientras que su otra hermana, declaró a su favor.
“Ahora se pudo comprobar que lo que decía era verdad, yo no mentía. Fue duro enfrentar a la familia, terminar con la hipocresía. Pero algo tenía que hacer, no podía ser egoísta, pensar no sólo en mí, sino en si le pasa a otra persona”, dijo. También aseguró que es difícil animarse a denunciar: “Uno queda expuesto, muchas personas no denuncian por vergüenza, por ´el qué dirán´, pero la elección es de uno. Uno es lo que es, como persona, depende de cada uno. Yo a pesar de mi historia decidí ser mejor persona”.

Primera declaración

El juicio está en su etapa final, luego de extensas jornadas donde se escucharon a los profesionales y peritos, el viernes declarará por primera vez. “Quiero que escuchen mi testimonio, desahogarme. Ellos hablaron por las redes, por todos lados, tratando de ensuciarme. Yo lo dejé en manos de la justicia, que me dio la razón. El viernes voy a hablar por primera vez”, afirmó.
En cuanto a la denuncia y cómo llegó al juicio, la víctima contó: “Vine a la Fiscalía sin saber bien. Uno no tiene idea, no está asesorado. En enero me llamó Báez y me dijo: ´vení que tengo que hablar con vos´. Y ahí me explicó que ´vamos a juicio´. Él se puso la causa al hombro”, recuerda la joven que además recibió el acompañamiento de movimientos feministas: “En un momento estaba desbordada y me acerqué a una marcha, ahí me ofreció ayuda mucha gente, la multisectorial, los movimientos feministas”.

Condenado

El hombre fue condenado por unanimidad por el tribunal por “abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo y el aprovechamiento de la convivencia preexistente en la modalidad de delito continuado cometido entre 2000 y 2010” y se dispuso que quede inmediatamente detenido en prisión preventiva. El viernes se pedirá la pena, que van de los 8 a los 20 años de prisión.
El fiscal Daniel Báez ya adelantó que solicitará una pena alta y luego el Tribunal integrado por las juezas Yamila Flores, Marcela Pérez Bogado y Patricia Asaro dará a conocer su sentencia. “Espero que se haga justicia”, pide la joven.

Ayudar

Ahora, mayor de edad, la víctima alienta a que las personas que padecen abusos puedan denunciar. “Ganas de luchar, por mí, por mis hermanas, por las que están pasando esta situación. A mí, en lo particular, me gustaría dar charlas sobre la relación entre padre e hijo y el círculo de confianza para que los hijos puedan contar lo que le está pasando. Yo cuando pude hablar no me creyeron”, recuerda. “Mi objetivo es ayudar. Hay gente que pasó por esto y te puede ayudar, darte el abrazo que no te dieron, ayudarte a sacar fuerza”, finalizó.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS