ADVIERTEN SOBRE LA PESCA ILEGAL QUE TIENE A BARCOS CHINOS COMO PROTAGONISTAS

Alertan sobre la depredación de especies en aguas del Atlántico Sur


La intención de pesqueras chinas de invertir en el puerto de Comodoro Rivadavia para obtener logística para sus embarcaciones que pescan en el Atlántico Sur, desató el debate sobre las prácticas de los poteros chinos en cuanto a la pesca ilegal en aguas del Mar Argentino y la depredación del recurso calamar, entre otros aspectos.
El especialista en conservación marítima, Milko Schvartzman, analizó la situación y advierte que «los pesqueros chinos no solo hacen lavado de la pesca ilegal en el puerto de Montevideo, sino que hay muchos casos de tráfico y trata de personas, por ejemplo, de Corea del Norte a través del puerto en cuestión», dijo al afirmar que «no se trata solamente de un tema que amenaza el sistema del Atlántico Sur y que destruye fuentes laborales argentinas, sino una cuestión geopolítica grave».

Impacto en el ecosistema

En diálogo con AzM Radio, Schvartzman explicó que «China no hace este tipo de inversiones por una cuestión de beneficencia, sino por cosas más importantes; el recurso ya está corriendo peligro, no existen estadísticas de cuánto capturan los poteros chinos, el hecho de no conocerse con precisión cuánto se está capturando es una amenaza, porque ni siquiera se puede hacer un estudio sobre el impacto que ello tiene sobre las poblaciones».
«En cualquier momento puede llegar a haber un colapso de una o varias especies de la región, hay una pesca completamente descontrolada y masiva; por dar un ejemplo, los barcos argentinos tienen permiso para empezar a pescar calamar a fines de enero y principios de febrero, cuando la flota china a fines de noviembre ya está capturando calamar, lo hacen cuando quieren», alertó Schvartzman.

“Es una anarquía»

En el Atlántico Sur «no existen organismos regionales de ordenamiento pesquero, es decir para regular la pesca; hay en algunas regiones del mundo como en el Pacífico Sur, donde a pesar de ellos sigue habiendo un problema similar, aun habiendo esta organización», apuntó el especialista, recalcando que «uno de los países interesados en crear una organización de este tipo es China, y el gobierno chino se propone ser parte de la misma como si fuera un estado pesquero, cuando el país está en el Hemisferio Norte».
«Habría que trabajar en organismos nacionales para limitar la alta depredación y que los barcos que operen lo hagan bajo las regulaciones ambientales, laborales, sanitarias y de seguridad en la navegación, no lo que ocurre ahora que es una anarquía», sostuvo Milko Schvartzman.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS