TANTO VISITANTES COMO RESIDENTES DEBERÁN AISLARSE POR 14 DÍAS

Perú estableció una cuarentena obligatoria para extranjeros


Por el crecimiento de los contagios y el advenimiento de la segunda ola, Perú se sumó a la lista de destinos que retomaron restricciones para evitar la proliferación de la nueva cepa de coronavirus. Argentina suspendió el ingreso de viajeros desde los países limítrofes y canceló los vuelos procedentes de Reino Unido, Italia, Países Bajos, Australia y Dinamarca; también dispuso la obligatoriedad de cumplir con una cuarentena de siete días y de presentar un test PCR negativo para todos los argentinos y residentes que retornen a sus hogares. Y Chile requiere una cuarentena para los visitantes.
En consecuencia, el Gobierno peruano que encabeza Francisco Sagasti dispuso la obligatoriedad de cumplir con una cuarentena de 14 días para los visitantes foráneos y peruanos residentes y no residentes que regresen desde el exterior.
Los viajeros tendrán que aislarse durante dos semanas contadas a partir de su arribo al territorio de ese país. Podrán optar por su domicilio, la Villa Panamericana u otro centro de aislamiento temporal, o un hotel, previa coordinación con las autoridades sanitarias. La medida aplica para las personas que lleguen a través de un servicio de transporte internacional, independientemente del destino de procedencia.
Además, en los primeros tres días de 2021 se les realizó un test de antígeno a todos los pasajeros que llegaron desde países en los que se detectó la nueva cepa de Sars-Cov2. Esta prueba también se llevará a cabo para el resto de los visitantes, pero con una selección aleatoria.

Cuarentena también en Chile

En este mismo sentido, la semana pasada, el gobierno chileno había anunciado que volvería a imponer cuarentena obligatoria de 10 días para todos aquellos chilenos y pasajeros internacionales que arriben al país. El aislamiento se podrá interrumpir al séptimo día, siempre y cuando presenten un test PCR con resultado negativo. La medida entró en vigencia el pasado 31 de diciembre.


COMENTARIOS