CASOS DE CORONAVIRUS A DÍAS DEL COMIENZO DE LA TEMPORADA ALTA

Alerta Amarillo en Mar del Plata por los contagios


A menos de un mes de haber abierto las puertas al turismo, Mar del Plata vive su momento de mayor incertidumbre en la temporada, el coronavirus vuelve a crecer a un ritmo que preocupa cada vez más a autoridades y empresarios.
Desde el 15 de diciembre, el número de contagios, que sostuvo una baja relativamente constante durante más de un mes, revirtió su tendencia con un aumento del 27% y, a la fecha, el promedio de infecciones que se reporta a diario oscila entre los 180 y 220 casos. Con estos registros y el alza inevitable en la cantidad de personas con COVID-19 bajo tratamiento, la ciudad ingresó al estadio de “alerta amarillo” dentro del semáforo epidemiológico.
Por otra parte, los pronósticos a corto plazo tampoco son los mejores, la proyección de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) marca que, para el 7 de enero, habría hasta 300 infectados por día, por lo que el total de enfermos podría llegar a 3900.

¿Por el turismo?

El flujo turístico que absorbe la ciudad desde comienzos de mes se presume como la causa más evidente de este crecimiento. Una de las pocas certezas que deja entrever la pandemia es que, a más circulación de personas, hay más circulación del virus, y la temporada tiene una clara incidencia en este aspecto. Desde el Ente Municipal de Turismo (EMTuR) le revelaron a Página/12 que durante la primera quincena de diciembre arribaron aproximadamente 290 mil visitantes, que se añaden a los más de 20 mil propietarios no residentes que llegaron en noviembre.
Pero el intendente Guillermo Montenegro y distintos infectólogos coinciden en que las reuniones por las fiestas, sumadas a la mayor salida de los jóvenes, el relajamiento de las medidas de cuidado y la recurrencia de eventos clandestinos, también impactan de lleno en los contagios. De hecho, un importante universo de las últimas infecciones, según aseguran desde el Municipio, se corresponde con personas de entre 18 y 40 años que transitan cuadros que no requieren internación, lo que evita que haya una sobrecarga -al menos por ahora- en el sistema sanitario.
“No está pasando nada distinto de lo que esperábamos que fuera a ocurrir, porque esta tendencia ya se vio en Europa y en todos lados. El problema es que a nosotros nos agarra la ‘segunda ola’ de contagios del verano y al mismo tiempo la ‘tercera ola’ de contagios por las fiestas. No sé si estas dos curvas se van a solapar o si habrá un aceleramiento mayor de los casos positivos. Esperemos que no haya un rebote exponencial”, analiza, con preocupación, Santiago Fares Taie, responsable de Fares Taie Análisis Clínicos, uno de los laboratorios claves en Mar del Plata para la detección de COVID-19.

En Chubut

Mientras tanto, en Chubut, la curva de contagios amenaza con un nuevo desborde; la cantidad de casos positivos en los últimos días alertó a las autoridades sanitarias de la provincia, debido a que el efecto “relajación” frente a la pandemia reactivó la curva de contagios hasta niveles que, si no vuelven a atenuarse, podrían saturar nuevamente al sistema sanitario.
En los tres días previos a la Nochebuena hubo un promedio de 188 positivos por día, superando a la media diaria de octubre, que ha sido hasta ahora el peor mes para la región.
“No hay que relajarse, no olvidemos que murió mucha gente, incluso gente joven y la segunda cepa, si llega a la Argentina, es mucho más contagiosa que la primera. Hay que seguir con las medidas de prevención y el distanciamiento”, advirtió días atrás la secretaria de Salud del municipio comodorense, Gabriela Simunovic. También, desde el comité de crisis, Miriam Monasterolo había indicado que la proyección de casos ponía en alerta al sistema de cara al mes de enero, llamando a la población a mantener el cuidado durante las fiestas de fin de año.
El lunes 21 de diciembre, se registraron 217 en el área de Comodoro Rivadavia, además de 174 en Trelew y 120 en Puerto Madryn. El martes 22, hubo 171 positivos en Comodoro, 168 en Trelew y 95 en Madryn. El miércoles 23, se registraron 175 en Comodoro, 86 en Trelew y 105 en Madryn.
La cantidad de nuevos positivos se vio atenuada a partir del jueves 24, por dos razones vinculadas a la metodología: a partir de esa fecha el Ministerio de Salud resolvió cambiar la hora de corte de información para las 13 horas, cuando habitualmente se hacía a las 21 horas de cada jornada, mientras que por los feriados de las fiestas no hubo funcionamiento del plan Detectar.
Así, las cifras bajaron a solamente 39 contagios en Comodoro el jueves 24, con 52 en Trelew y 41 en Madryn; y a 23, 3 y 7 el viernes 25, para las tres ciudades, respectivamente. Sin embargo, los días previos a las fiestas dejan un mensaje que no debería ser desatendido: los 563 contagios de los primeros tres días de la semana arrojan un promedio de 188 casos por día en el área de Comodoro Rivadavia, lo que supera el promedio diario de octubre, que con casi 157 contagios diarios ha sido hasta aquí el peor período de la pandemia.
Otro registro que continúa siendo preocupante es el de fallecimientos. Hasta el 23 de diciembre las muertes por Covid en la región ascendieron 47 en lo que va del mes, frente a las 66 de noviembre y 99 de octubre, acumulando hasta aquí 260 personas muertas por la pandemia en la región.

Razones

Acaso las novedades positivas en torno a la cercanía de las campañas de vacunación y el entendible cansancio de la población a mantener medidas de prevención expliquen en parte el relajamiento que ha llevado a reactivar la curva de contagios, que bien mirada nunca bajó lo suficiente como para justificar dichos descuidos. Sin embargo, los indicadores de un sistema de salud permanentemente al límite de su capacidad, con el recurso humano al borde de sus fuerzas y afectado por la imposibilidad de cobrar sus haberes en tiempo y forma, deberían ser el contrapeso suficiente a la hora de medir los comportamientos individuales.
Los últimos tres días hábiles del año, entre el lunes 28 y el miércoles 30, determinarán si la tendencia en aumento de contagios se confirma o queda atenuada, particularmente cuando el funcionamiento del plan Detectar registre casos que pudieron activarse en las 72 horas previas, coincidentes con las celebraciones navideñas.


COMENTARIOS