ASÍ LO RATIFICÓ EL MINISTRO DE EDUCACIÓN

Nación anticipa que está “todo listo” para volver a clases presenciales en 2021


El Diario | Educacion | Nacionales

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró hoy que desde su área está «todo listo para que en 2021 la presencialidad en las escuelas sea la regla», aunque sostuvo que eso no significa «retomar las clases como eran antes de marzo», cuando fueron suspendidas debido a la pandemia de coronavirus.

«Tenemos todo listo para que en el 2021 la presencialidad en las escuelas sea la regla», dijo en diálogo con radio Continental Trotta, quien aclaró que eso «no implica retomar las clases como eran antes del mes de marzo».

En cuanto a las decisiones de algunos países europeos de mantener las escuelas abiertas a pesar del aumento de casos de Covid-19, Trotta dijo que «en el momento en que se reiniciaron las clases en el hemisferio norte, la realidad epidemiológica era mucho mejor de lo que la están transitando ahora».

El ministro aseguró que en Francia «en las universidades no hay clases presenciales pero en los liceos realizan un día en las escuela y un día en el hogar para sostener el distanciamiento y no saturar los medios de transporte».

«Hoy la mitad de las provincias tienen clases presenciales de alguna forma, principalmente los últimos grados del primario y secundario», detalló con respecto a lo que ocurre en la Argentina, y explicó que corresponde a cada jurisdicción desplegar la estrategia de vuelta a las escuelas «cumpliendo los protocolos que permiten ese regreso a la presencialidad».

«Hay provincias como Formosa, donde más de 50.000 estudiantes están yendo a las escuelas de forma presencial, pero varía según la realidad de cada provincia», agregó.

En Corrientes, Chaco y Santa Fe «no hay clases presenciales (en todo el territorio de esas provincias) pero en los departamentos del norte santafesino y la zona rural sí están yendo a la escuela, no en Rosario o la ciudad de Santa Fe, donde hay una gran circulación del virus», añadió.

Trotta insistió en que no comparte los dichos de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, quien descalificó a los docentes, y afirmó que sus palabras fueron «poco felices» ya que los maestros y maestras «están desplegando un enorme compromiso».

«El Gobierno de la Ciudad debería convocar a los docentes, más que pedir disculpas, para establecer canales de diálogo e intentar superar esta situación que no es productiva ni positiva para nuestra escuela», señaló el ministro.


COMENTARIOS