LA FEDERACIÓN DE CHUBUT BUSCA LA APROBACIÓN DE SU NUEVA LEY PROVINCIAL

Bomberos atraviesan una crítica situación y acumulan promesas incumplidas


El Diario | Politica | Regionales

Desde hace más de dos años, la Federación de Bomberos Voluntarios de Chubut reclama una nueva ley, y advierte sobre la profunda crisis que atraviesa el servicio debido a los innumerables incumplimientos por parte del Gobierno Provincial ante las demandas del sistema. Hoy la expectativa está puesta en los diputados de la provincia quienes han expresado su voluntad de acompañar el pedido de cumplimiento de los compromisos asumidos por el Ejecutivo, y de avanzar en la búsqueda de consenso para que salga la nueva Ley Provincial de Bomberos.
Dirigentes de la Federación Chubutense de Bomberos Voluntarios mantuvieron una reunión con diputados para detallar aspectos críticos de funcionamiento y financiamiento del Sistema que hacen necesario el tratamiento y sanción de la nueva Ley Provincial de Bomberos.

Crisis profunda

En un extenso informe de situación, Luis Pensado, Rubén Oliva y Gastón Alcucero, presidente, vice y secretario de la Federación respectivamente, dieron a conocer a doce diputados de la provincia el creciente nivel de formación de los bomberos y dirigentes del Sistema; el incremento de los costos de adquisición del equipamiento que les brinda seguridad, incluidos los móviles y su mantenimiento, todo a precio de dólar; los costos operativos diarios; y en virtud de todo ello, la urgente necesidad de contar con fuentes de financiamiento genuinas que destierren la práctica del subsidio.
“A partir del marco normativo nacional, se reconoce y define a la acción de los bomberos como servicio público de gestión indirecta del Estado por medio de una persona jurídica de bien público. Concepto que implica una relación de subsidiariedad y responsabilidad del Estado en el funcionamiento y sostenimiento del sistema de bomberos voluntarios”, informaron los dirigentes bomberiles.
“El Estado es quien debe garantizar el financiamiento de un servicio que tiene una historia en el país de 134 años. En su momento, por no haber estado presente, nos costó en la provincia 25 mártires bomberos. Es un servicio público gratuito en su prestación, no en su sostenimiento. Hoy agravado por la pandemia. Hay instituciones que están mejores que otras, y es por el compromiso de los intendentes que interpretan la necesidad y las urgencias del sistema. Estamos cansados de volver a explicar exactamente lo mismo en cada cambio de conformación de la legislatura y los cambios en el ejecutivo. Es de obligatoriedad del Estado el atender a todos, incluido el servicio de bomberos. No podemos prestar un servicio de forma precaria. Situación que se está agravando en el tiempo. Hay que tomar la decisión política para permitir seguir prestando el servicio público de emergencia de calidad”, expresaron desde la conducción de la Federación.

Compromiso

Por su parte la gran mayoría de los legisladores reconoció durante la reunión la importancia, disponibilidad y servicio que se brinda desde el Sistema de Bomberos Voluntarios en toda la provincia a pesar de las grandes dificultades financieras y operativas.

Por ello, asumieron el compromiso de trabajar en conjunto, el poder legislativo junto al ejecutivo provincial y la Federación para aprobar la mejor ley posible, y estudiar las posibles fuentes de financiamiento a través del consenso.
Los diputados y diputadas presentes en la videoreunión fueron: Manuel Pagliaroni y María Aguilera, de Cambiemos Chubut; Xenia Gabella, Leila Lloyd Jones, Graciela Cigudosa, Carlos Magtenga, Mariela Williams, Zulema Andén, Juan Pais, de Chubut Al Frente; y Adriana Casanovas, Mónica Saso y María Belén Baskocv, de Frente de Todos.

Preocupación por el verano y los incendios

Frente a la temporada de incendios forestales y rurales porvenir la entidad bomberil manifiesta su gran preocupación por la situación de riesgo de operatividad por desfinanciamiento de los cuarteles cordilleranos tanto como los de la costa. A lo que se suma el conflicto que la Provincia carga con los brigadistas del Servicio Provincial del Manejo del Fuego. “Las pérdidas ambientales y materiales pueden ser de magnitud si no se privilegia invertir tiempo y esfuerzo en dar soluciones a quienes somos los que, una vez desatada la catástrofe, combatimos el fuego cuerpo a cuerpo”, sostienen desde la Federación.


COMENTARIOS