MAL FUTURO TENDRÁS SI LE DAS LA ESPALDA A QUIEN TE AYUDA (SIEMPRE)

Al sector político chubutense


Al sector político chubutense

MAL FUTURO TENDRÁS SI LE DAS LA ESPALDA A QUIEN TE AYUDA (SIEMPRE)

El Sistema de Bomberos Voluntarios en la Argentina, funciona desde hace 136 años. Sistema que se replica y existe en todos los países, conviviendo con bomberos “oficiales” o de las fuerzas de seguridad. Y donde en muchos casos se nutren de bomberos voluntarios en sus filas, al igual que en las brigadas contra incendios de empresas privadas.

El bombero, tiene una actitud ante el servicio, que es siempre destacable y que al mismo tiempo es su debilidad. Siempre, a todas horas del día, está dispuesto a cumplir con su vocación de servicio. Su propia vida pasa a un segundo plano, sin importar si tiene todos los medios o no.

Los cambios productivos y tecnológicos han complejizado nuestro trabajo. Hoy estamos transitando una etapa de creciente profesionalización, con una necesidad de actualización permanente de equipos y prácticas que son costosas. La mayoría con insumos importados que crecen en precios conforme sube el dólar en nuestro país.

El de los bomberos es un servicio que se le presta a todos los miembros de la sociedad. Es un servicio gratuito. Pero la realidad es que su sostenimiento no lo es. Y financiarlo ya no puede recaer sólo en la espalda de unos pocos socios: ya no es época de kermeses, de venta de pollo o locro para poder comprar un equipo que vale miles de dólares.

El nuestro es un servicio que el Estado lleva adelante por medio de una gestión indirecta a través de las asociaciones civiles que hemos conformado los bomberos voluntarios. Por lo tanto, existe un principio de subsidiaridad del Estado en el servicio, que tiene en las distintas normativas, órganos de control.

Desde hace años que, en la Provincia del Chubut, el Sistema de Bomberos, se encuentra con idas y vueltas con el sector político. Con ninguneo, con artimañas, faltando a la palabra, donde hemos visto la calidad de personas y funcionarios de muchos. Nos hemos dado cuenta que no saben escuchar y no quieren aprender sobre un servicio que implica su responsabilidad. Y esto lo hemos visto tanto en el gobierno provincial como en algunos municipios, que viven mirando para otro lado. Eso sí, durante la pandemia los bomberos estuvimos exponiéndonos y llevando acciones que los estados provincial y municipal no podían hacer: desinfección de edificios públicos, control en las rutas, hasta retiro de cadáveres. Valga un paréntesis para los diputados y diputadas de la Provincia que actualmente se comprometieron a impulsar nuestra nueva ley que se empezó a elaborar en el 2011.

Los que estamos en este Sistema, buscamos brindar el mejor servicio a nuestros vecinos, a nuestra comunidad, y no es barato. La gestión y la responsabilidad sobre la vida de los terceros no deja lugar a que se corporicen los fantasmas que ven algunos funcionarios políticos irresponsables.

Nuestra provincia tiene una historia dolorosa, triste, una herida que aún supura: nuestros 25 héroes mártires de Puerto Madryn. ¿Y por qué? Porque el PODER POLÍTICO LE DIO LA ESPALDA HISTÓRICAMENTE A SUS BOMBEROS.

Por eso, hoy nos cansamos. Les decimos, y lo hacemos público. A intendentes y concejales, sin distinción de colores partidarios, a los funcionarios provinciales, al señor Gobernador: que hayamos estado en silencio, no es signo de renuncia. Creemos firmemente en la voluntad de trabajo en conjunto y la construcción de soluciones en consenso, con diálogo y sin trampas. Pero si nos dan de nuevo la espalda, tendrán que prepararse, la mochila para ustedes será muy pesada.

Federación Chubutense de Bomberos Voluntarios


COMENTARIOS